23 C
Cali, CO
Lunes, Septiembre 25, 2017

Pasión, Sencillez y Sensibilidad

Victoria Acosta llegó a su restaurante; lugar donde habíamos acordado encontrarnos para conocer su parte humana y sus anécdotas empresariales en el fascinante mundo de la gastronomía y la restauración, llevaba un look descomplicado; tenis, pantalón y blusa negra, la cual se cambió de inmediato por su chaqueta de chef, antes de darle paso a la entrevista.

platillos_voladores-3
Sus ojos pequeños brillan con luz propia, reflejan un alma sencilla y sensible; una arrolladora energía positiva parece envolverla. Esta primera impresión seguro es fruto del trabajo espiritual que ha hecho durante su vida, ya que cuando le preguntamos quién era, sonrientemente respondió: “Soy una mujer espiritual, pues me he enfocado en hacer un trabajo interior muy fuerte para ser una mejor persona en mi diario vivir.”

Se describe como una persona sencilla, “más de lo que la gente piensa, porque a algunos les da pánico invitarme a comer”, comenta entre risas la dueña de Platillos Voladores, emblemático lugar de encuentro desde hace mas de una década, de amigos y comensales en la ciudad de Santiago de Cali. Una de las cosas que más la motiva en la vida es hacer trabajo social por medio de la educación. Para ella “la semilla que siembres debe ser próspera y la educación genera prosperidad personal y social”. Es por esta razón que abandera un proyecto denominado Cocina para Todos, donde capacitan auxiliares para restaurantes de estratos uno y dos, a quienes ha visto crecer y salir adelante. Después de hablar con Vicky un par de minutos te das cuenta que esa sensibilidad que se percibe en sus ojos es real, y se ratifica aquella frase que afirma: Lo que reflejamos hacia afuera, es producto de lo que realmente somos en nuestro interior.

Para poder conocer los cimientos que sostienen el éxito de Platillos Voladores, hay que remontarse a las experiencias de vida de su propietaria. A sus diecisiete años decidió irse a estudiar fonoaudiología a Bogotá, donde le tocó trabajar para sostenerse, dándosele la oportunidad de laborar en el área de servicios en Andrés DC y en El Patio, reconocidos restaurantes de esa ciudad. “La parte del servicio me llevó a sentir algo adentro, como un motor, una cosa que no podría describir, que te impulsa a que no quieres hacer nada más en tu vida”, dice Vicky. Pero su pasión por la cocina la heredó de su madre, quien ha sido su gran maestra. “Ella cocina como los dioses”, comenta con una dulce sonrisa en su rostro.

victoria-visionate

Es una convencida que la mejor manera para desempeñarse en una cocina se logra por medio de los viajes, los cuales permiten desarrollar la habilidad y la creatividad culinaria. “Creo que es la mejor escuela de todas, aprender de las personas que verdaderamente tienen la tradición gastronómica del lugar, como por ejemplo llegando a un pueblo de pescadores en el Choco”.

Después de haber recorrido el camino como dueña de sus primeros cuatro restaurantes, se sentía cansada y no quería volver a tener uno más en su vida, situación que la llevó a vender todo. Confiesa que en ese momento tenía el alma vacía y los bolsillos llenos, razón por la cual decide emprender un viaje por el mundo, con el objetivo de aprender y volver a lle- nar su alma de energía y positivismo. Y así fue, viajó y regresó renovada, con la idea de enseñar. Decide entonces montar Victoria Regia Artes Culinarias, un pequeño local, con el concepto de tienda y taller culinario. “La gente empezó a comer lo que preparaban durante las clases, fue tal la aglomeración de comensales, que me tocó dotarlo de mesas y asientos, hasta el punto que se convirtió por si solo en restaurante”, narra con una amplia sonrisa. Esta visionaria afirma que uno de los éxitos de un negocio depende de la capacidad que uno tenga para captar qué es lo que realmente quiere la gente.

Ante tal inusitado éxito, inició el proceso de registro de su marca, pero se llevó la sorpresa que el nombre de Victoria Regia ya estaba registrado. Preocupada, consulta con su diseñadora, y ella le comenta: “Si existe una empresa que se llama Huevos y Escobas, tú te puedes llamar Platillos Voladores”. Y sin dudarlo dije: “Ese, ese, ese es”.

Así retomó su vida como restaurantera. “Al principio yo me dedicaba a la parte del servicio, como lo había hecho anteriormente. Manejar la cocina resultó del azar, no podía conciliar con el chef del momento y un viernes decidí despedirlo. Invité a Adiela a cocinar, ella ha trabajado conmigo desde hace muchos años, y no nos fue nada mal, pues esa misma noche mandaron a felicitar a la chef. Desde ese momento ella se ha convertido en la piedra angular de esta empresa”.

platillos_voladores-9

Para finalizar, Vicky nos confiesa que ella no ve hoy a Platillos Voladores clonado. “Prefiero verlo evolucionar permanentemente con nuevos platos”, en lo que denomina la histora sin fin, que involucra no solo el menú, sino también la capacitación y formación de sus colaboradores, quienes son contratados no por su experiencia laboral, sino por su calidad como seres humanos. Espera mas adelante poder desligarse de la parte administrativa y enfocarse únicamente en la cocina.

Otro de los retos que vive día a día es lo que ella denomina “la historia sin fin”, es la parte que involucra la capacitación y la formación de los empleados quienes son contratados por su calidad como personas y no por su experticia laboral.

Un Sueño llamado Libertad

Nos enteramos que en Bogotá se ha constituido una empresa llamada Free Mind; de bebidas refrescantes, la cual dona el 50% de sus utilidades para impulsar proyectos sociales sostenibles. Actualmente están direccionando su donación a la Guajira, para llevar agua a todas las personas que carecen de este derecho vital en dicha región.

12801226_1017400114972338_6867157236219620885_n

Lo anterior nos generó tanto impacto que no dudamos un segundo en concretar una entrevista con Felipe Novoa, uno de sus fundadores, para que nos contara, cómo surgió esta revolucionaria e impactante empresa. Felipe, de 28 años de edad, se cataloga como una persona 100% emprendedora, soñadora nació hace cinco años de la tesis de grado de ingeniería que realizó con su socio Richard Auchter, el inventor de una bebida relajante, libre de calorías, libre de azucares y libre de estrés. Al principio su marca sólo tenía como objetivo ser un oasis refrescante y tranquilizante para contrarrestar el estrés que se vive dentro de la vida cotidiana. Lograron rápidamente el éxito, gracias a la disciplina y al esfuerzo. Éxito que se vio reflejado con la aceptación de la bebida por parte de los consumidores, y a su vez con el reconocimiento nacional por parte de programas de emprendimiento. Por ejemplo, en el 2014 se ganaron 300 millones de pesos, premio otorgado por Innpulsa, quien los catalogó como una compañía que crece de manera rápida, rentable y sostenible.

Pero su triunfo traspasó fronteras el año pasado, dejando en alto el nombre de Colombia al ganarse la convocatoria “Inversión en el ecosistema de emprendimiento” realizada por el Reino Unido, lo que les permitió registrar la marca en 34 países.

Sin embargo, el éxito no era completo, “Algo no nos llenaba, habíamos caído en un modelo de industria, de comercio, de con- sumo, de socios e inversionistas ¿Pero dónde quedaban la humanidad, la sociedad y el planeta?”. Interrogantes que los llevaron en junio del 2015 a darle un giro a su negocio.

Decidieron para esta fecha que de ahí en adelante, Free Mind impulsaría un consumo responsable, por lo cual se alejaron del modelo de empresa tradicional, para crear un movimiento empresarial que tuviera como objetivo primordial generar un impacto positivo en la sociedad. Tenían muy claro que utilizarían “el poder de los negocios para transformar realidades”. Y es así como nace el concepto “libertad pura”; lo que definen como “Actos que tengan la intención de pro- mover ayudas a minorías oprimidas, llevar servicios públicos a comunidades que carecen de ellos, y promover la conciencia por la naturaleza entre otros”, actos que deben encontrar respaldo económico en el consumo responsable. Felipe lo explica de manera brillante: “Libertad pura y un mundo mejor, teniendo como excusa algo que jamás va a dejar de suceder: CONSUMIR”.

Es a través de la reinversión del 50% de las ganancias de la venta de Free Mind que ellos apoyan causas como –Todos por la Guajira- con la ayuda de un grupo de soñadores que le inyectan pasión, corazón y energía a la construcción de un proyecto que genera agua a partir de la humedad del aire. Felipe dice, entusiasmado, que esto es “algo mágico”, ya que esta comunidad no cuenta con acueducto, desde hace 3 años no llueve y 5.000 personas mueren de sed.

12348054_959387830773567_7611628109622595854_n

Pero todos estos éxitos personales y sociales no han sido fáciles de con- seguir, asegura Felipe. Por eso aconseja que en el mundo de los emprendedores hay que persistir y resistir. Gracias a estas dos palabras lograron salir adelante de la crisis más fuerte con uno de sus inversionistas, quien no apoyaba este nuevo enfoque social que abanderaba la empresa, hasta el punto de pedirle a Felipe que se saliera de la compañía. Experiencia que les enseñó la importancia; de que tanto el socio como el inversionista compartan el modelo de negocio, “si no, no funciona”, aseguró. Free Mind actualmente cuenta con 15 empleados directos, y entre 25 y 30 empleados indirectos.

Equipo que trabaja a diario por conseguir un impacto positivo en la sociedad, y para esto ambicionan diversificar sus productos, lo que les ayudará a impulsar la idea de consumo responsable. “Free Mind puede ser cualquier cosa: ropa, cachuchas, inclusive mi sueño es tener una aerolínea”, dice Felipe entre risas. Finalmente nos recuerda: “Free Mind Airlines. Un producto que al ser consumido, sus utilidades sean reinvertidas para apoyar actos de libertad pura”.

free mind

La Imagen que lo llevó a emprender Vuelo


Carlos Robles se define como una persona que siempre busca una mejor manera para hacer las cosas, se califica como “apasionado, corajudo, impaciente, acelerado, disciplinado, generoso y perfeccionista”. Nació en Buenaventura, en un lugar de gente humilde. Sus padres, pioneros y líderes de la industria camaronera, le inculcaron grandes valores como la disciplina y el tesón. Practicó el vuelo libre, hoy juega golf cuando su agenda lo permite y su gran pasión es la música. Padre orgulloso de 3 hijos, casado hace 25 años, con María del Mar Zambrano, una diseñadora de modas, que la considera como su “cómplice, socia, amante, soporte y una mujer extraordinaria”.

En su juventud nació una pasión desbordada por el vuelo libre en cometa, hobby que lo llevó a volar no sólo entre las montañas del municipio de Roldanillo en el Valle del Cauca, sino también a certificarse como instructor de este deporte en los Estados Unidos. Lo que nunca imaginó fue que de este pasatiempo, naciera la empresa que lo llevaría a convertirse en 1996, en el primer empresario caleño en incursionar en la industria de los baños moviles públicos.

Antes de entrar a contar como nació esta idea, hay que devolverse al año 1995. Para esa época Carlos Enrique ya había conformado una familia con María del Mar Zambrano y sus ingresos dependían de un negocio de arquitectura que tenía con un amigo. Fue en ese momento cuando este Visionario tuvo la idea que le cambió la vida, y por la que hoy es reconocido como un exitoso hombre de negocios.

“En 1995 un compañero de vuelo libre nos mostró una foto que trajo desde México de un baño portátil y de un camión de servicio de mantenimiento”. Bastó sólo esa imagen para que el recordara las ganas que automáticamente le daban de ir al “W.C.” cada vez que estaba a punto de emprender su vuelo en cometa, y como es impensable en las montañas encontrar uno de estos, debía entonces buscar los árboles. Esta imagen acompañada de sus vivencias antes de emprender vuelo, fueron suficientes para reconocer que no solo los aficionados a este deporte, son los únicos que pasan por la experincia de no tener un baño a la mano cuando más se necesita, llevándolo así a incursionar en la novedosa industria de la sanidad portátil.

En esa época era muy normal ver en la vía pública a los hombres detrás de los postes y en los conciertos a las mujeres, resguardándose entre ellas mismas, dentro de un círculo para no ser vistas. Carlos Robles entendió que la población carecía de este tipo de servicios y desde ese instante no dudó ni un segundo que había encontrado una creciente demanda que no tenía oferta.

“Llamamos a México, pero las unidades eran muy costosas, así que cinco meses después, en una feria de construcción en Bogotá, vimos dos baños portátiles que estaban exponiendo unos norteamericanos y junto con mi socio, los compramos con la intención de empezar el negocio”.

En 1996 Carlos Robles crea en Cali la primera compañía de sanidad portatil, pero por desgracia o por fortuna esa sociedad no duró mucho. Pero él tenía claro que ese negocio debía seguir en pie y no iba a desistir. “Los sanitarios portátiles son una industria que mueve millones de dólares alrededor del planeta, ahorran 125 millones de galones de agua potable cada dia, conservan la salud pública, la dignidad de las personas y protegen el medio ambiente”. Tenía claro que seguiría trabajando en ello.

Y fue así, apasionado por los retos y por las metas, y con una esposa que siempre lo ha apoyado y ha creído en él, cuando decidió fundar en 1998 la empresa “Bamocol S.A.” De aquí en adelante, Carlos no ha parado ni un segundo de soñar y de construir su compañía, pulso a pulso, con innovidables experiencias y grandes dificultades, que ha logrado superar, y que ahora las recuerda como “sus mejores fracasos”.

Una de las experiencias que marcó más su vida durante la consolidacion de su empresa, fue el terremoto de Armenia en 1999. Impulsado por su espíritu humano y social, decidió apoyar a los damnificados de esta tragedia humana de manera gratuita durante 10 días, pero luego fue contactado por la UNICEF para que siguiera asisitiendo a la población, con la instalación de 90 baños por 60 días.

“Me encontré con la miseria humana, barrios enteros destruidos, gente sin casa, viviendo en cambuches de plástico. Cuando llegábamos a las 4:00 am todos los días, la gente nos recibía agradecidos con un plato de comida y gritando: ¡Llegaron los de los baños! Esto era muy alentador, aprendí mucho de ellos. Con nuestra labor evitamos la propagacion de epidemias, a pesar de las casi 2.000 víctimas”.

La falta de cultura en el tema y el poder enseñar a la gente que Bamocol es una opoción para brindar saneamiento básico dentro de la población, han sido importantes retos que ha tenido que enfrentar este empresario. Después de tantos apuros superados y del aprendizaje de sus mejores fracasos, esta pareja de esposos logró sacar adelante su empresa que hoy en día tiene cubrimiento nacional, contando con 120 trabajadores y una disponibilidad de 1.500 baños. Creen firmemente en seguir creciendo, lograr mayor cobertura y mejorar cada día más su servicio desarrollando innovación tecnológica.

Estas son algunas recomendaciones que brinda Carlos Enrique a quienes desean apostarle a ser

empresarios:

 “Rodearse bien, de gente que sepa más que uno”.

 “Tener la suficiente humildad para reconocer lo que no sabes”.

 “Tener amigos exitosos”.

 “Preguntar, escuchar y aplicar”.

 “Estar siempre alerta ante las oportunidades pero también ante las amenazas”.

 “Nunca delegar más allá de lo que no se pueda controlar”.

 “Siempre hay alguien dispuesto a ayudarte y otro a joderte.”

“El mejor negocio es emprender en pareja”

Manuel Tiberio Zapata, una persona tranquila, disciplinada y soñadora, decidió en 1983 junto a su esposa Omaira Ospina, montar su propio negocio, que hoy en día se conoce como pasteles “La locura”.

Esta pareja de esposos vivía en Venezuela con sus tres pequeños hijos, tenían un hogar bien conformado y estable económicamente, pero todo empezó a cambiar un 18 febrero del año 1983, cuando ocurrió el llamado “Viernes Negro” y hubo una fuerte devaluación del Bolívar, fue a partir de ese momento que tomaron la decisión a mediados de Julio del mismo año, de devolverse a su país natal, Colombia, para mejorar su situación económica.

“Nos vamos para Cali, lo único que yo le digo es que no le vuelvo a trabajar a nadie, así me toque hacer empanadas e irlas a vender a la Plaza de Caicedo”, estas fueron las palabras textuales que le dijo Omaira a su esposo Manuel Tiberio. Fue así, como llegaron a Cali y empezaron a crear una forma diferente de salir adelante y rebuscarse la vida sin depender de nadie; así nacieron esas masitas de hojaldre con referencia a “Los Tequeños” originarios de Venezuela, que se daban como aperitivo en todas las reuniones sociales, con la diferencia que los hojaldres de Omaira iban a tener su toque original, serían asados y no fritos como los otros.

Sus hijos fueron de gran ayuda en esta nueva etapa que emprendían, ellos salían a venderlos a la unidad donde vivían, aproximadamente habían 500 apartamentos y los vendían a 10 pesos, así que cada uno le quedaba de ganancia 1 peso, por pastel vendido. Fue tanta la acogida de estos pasteles de hojaldre, que hicieron a Omaira, crear más recetas para ampliar las ventas. Un día cualquiera, esta mujer soñadora y llena de entusiasmo por hacer crecer su negocio, acudió donde un querido amigo llamado Jaime Cardona, quien sería alguien clave para que los pasteles despegaran como empresa de una vez por todas. Don Jaime, en ese entonces tenía su oficina en Cosmocentro y le dio un pequeño espacio en el Supermercado la 14, para vender sus pasteles, que hasta el momento no tenían nombre.

Esta pareja de esposos, iniciaron con su primer puesto en La 14, pero Manuel Tiberio aún en este momento no veía que sus pasteles pudieran darle una buena solvencia económica para dejar su trabajo, por eso el siguió trabajando haciendo turnos en una antigua empresa donde ya había laborado.

“Ese fue un año duro porque teníamos que atender el negocio que apenas estaba empezando, pero que veíamos que tenía buen futuro. La mayoría de las veces cuando tenía turno en la empresa de 6:00 am a 2:00 pm, yo me levantaba a las 3:00 de la mañana a preparar pasteles y a hornear, y mi señora se levantaba a las 5:00 am para continuar. Cuando mi turno era de 10:00 pm a 6:00 am descansaba hasta las 9:00 am, me levantaba y con un carrito que teníamos me iba a comprar materia prima para los pasteles. Incluso yo llevaba los pasteles al trabajo a vender a mis compañeros”.

Con una gran sonrisa en su rostro y sus ojos tan expresivos como el color de ellos, Manuel Tiberio cuenta como fue arrancar desde cero en Colombia, después de tener gran parte de su vida organizada en Venezuela.

El 10 de Diciembre de 1984 un año después de empezar con los pasteles y a la edad de 40 años, tomó finalmente la decisión de abandonar su condición de empleado y se dedicó junto con su esposa al manejo de su nueva y propia empresa, donde vieron gran oportunidad de crecimiento personal, económico y generación de empleo.

La Locura, este sería el nombre con el que se bautizó la empresa un año después de iniciar formalmente operaciones. Un día soleado y de gran acogida para el segundo punto de venta, Manuel Tiberio llegó con Omaira, para supervisar como de costumbre la operación de su negocio; este día se encontraron con gran multitud de gente comprando sus pasteles, nadie quería quedarse sin el suyo.

Parecía mentiras para ellos ver como esos pasteles eran tan apetecidos por la gente, en esos momentos escucharon a alguien que dijo “ESTO ES UNA LOCURA”, y fue ahí donde se encontraron las miradas de estos dos esposos emprendedores y con gran sonrisa y alegría en su rostro dijeron “ese es el nombre, LA LOCURA”.

Al principio tuvieron varios inconvenientes ya que Manuel Tiberio, cuando contestaba el teléfono decía: “La Locura, a la orden” y la gente le respondía, “señor no me tome del pelo”. Entonces Manuel Tiberio, haciendo gala de su tranquilidad y diplomacia, contestaba: “No señor, esta es la empresa que vende los mejores pasteles” y así fue como se fueron posicionando, con decisión, innovación, seguridad, perseverancia y sentido social.

“Es altiva, de muchas ideas, no se queda quieta ni un momento, tiene mucha fuerza de trabajo”, así define Manuel Tiberio Zapata a su esposa Omaira Ospina, quien con sus ideas, apoyo y el trabajo mancomunado de una familia, hoy la empresa cumplió 32 años en el mercado y cuenta con 100 puntos de venta a nivel nacional.

“Vivir para cumplir sueños”

“Vivir para cumplir sueños”

Fernando Pardo

Su rutina diaria comienza muy temprano. Se define como una persona disciplinada, por lo tanto su día lo tiene perfectamente planificado para poder cumplir todas sus facetas, la de empresario, la de esposo, la de innovador y ahora su nueva y favorita faceta, la de padre. En su negocio le gusta atender personalmente a la gente, pero eso si, que no sepan que él es el dueño. Cuando alguien le pregunta al respecto, el responde que es un administrador. Su vida está llena de sueños por cumplir y posee la firme convicción de que nada es imposible.

Ese es Fernando Pardo, fundador y propietario de Café Valparaíso. Nacido en Marinilla, una pintoresca población del oriente antioqueño, famosa por ser cuna de ilustres empresarios que han contribuido  de manera importante al progreso del pais. Proviene de una familia humilde “echada para adelante, de esas que han tenido que  rebuscarse la vida”.

Su madre fue profesora de historia en Medellín y su padre jubilado de la Contraloría de Santafé de Antioquia, pero Fernando no heredo ninguna de estas pasiones de sus padres, este empresario aprendió de los negocios gracias a su abuelo,  quien desde muy pequeño le enseñó a ser trabajador. Con tan solo 16 años, su rutina empezaba a las 6:00 am y terminaba a las 11:00 pm, ayudando en las panaderías de sus tíos, creadas hace más de 50 años, donde aprendió inicialmente ese arte de hacer pan.

Después de varios años trabajando en diferentes lugares, creó su propia panadería,  “La Sebastiana”, donde terminó de hacer su escuela y perfeccionó su esencia. Esa esencia que hace un año y medio lo llevó a innovar con un nuevo negocio, un lugar que como él lo describe, “está lleno de arte, literatura y sueños”. Gracias a la crianza de sus padres, ha pasado gran parte de su vida leyendo libros e historias que quiso plasmar en su empresa.

“Para uno ser exitoso debe hacer las cosas diferente de como las hace todo el mundo, porque en la innovación está el factor diferencial que te hace exitoso, por eso me ideé un negocio que no se alejara de lo que yo sabía hacer que era la panadería y empecé a meterle cosas diferenciales. Mi sueño siempre fue vender una botella de vino en una panadería, así fue cómo surgió y fui construyendo lo que hoy en día es Café Valparaíso.”

Inicialmente no tuvo ganancias, lo único que realmente le importó fue acreditar su marca e impulsar su negocio. Comenta con una sonrisa en su rostro “le puse el alma y creí en mis capacidades”.

Fernando, estudió administración de empresas donde aprendió importantes bases para lo que hoy en día es su empresa. Se refiere jocosamente a su profesión como “la carrera del futuro: Del futuro desempleado y de la administración de herencias.

Afirma, que lo más importante es “darle al negocio”. Lo que para el significa “sacar del bolsillo de uno para subsidiar cosas de tu empresa, que no se cuente como costo, sino como un incentivo”.  Cuenta que en uno de sus negocios, inicialmente para incentivar a sus trabajadores por las pocas ventas que se registraban,  daba dinero de su propio bolsillo a personas de su confianza, para que fueran a comprar a su propio negocio. De esta manera logró motivar a sus colaboradores hasta lograr convertirla en una de sus empresas más exitosas. Es así como este joven le enseña a los empleados de Café Valparaíso, que deben tener siempre una actitud positiva y dar siempre lo máximo de ellos mismos.

En este lugar, están plasmados los gustos y la personalidad de Fernando, un Vi$ionario Exitoso y soñador que le pone el alma y las ganas a todo lo que hace. Tiene la plena convicción de que no hay que pensar siempre en el factor lucrativo, “lo más importante es que seamos felices en nuestros trabajos”.

Fernando concluye nuestra plática afirmando: “Este tiene que ser el tercer hogar de mis clientes. El primer hogar es la casa, el segundo es el trabajo y el tercer hogar debe ser Café Valparaíso”.

Fe en Colombia

img_1707

El Ejército Nacional de Colombia es una de las instituciones que más amor, orgullo y respeto genera entre los colombianos, no sólo por su valiosísimo servicio que nos brinda seguridad y tranquilidad, sino también por su gran aporte a la construcción del tejido social tan vulnerado por el conflicto interno. Portar el uniforme camuflado es sinónimo de entrega, dedicación y sacrificio, algo que nuestro país agradecerá siempre a los héroes de la Patria.

Nace la esperanza

Por allá en 2007, cuando aún sufríamos los embates de la guerra, el Ejército Nacional inició una campaña regional en los departamentos de Cauca, Valle del Cauca y Nariño, que consistía en hacer un trabajo social en pro de las comunidades más vulnerables que habían sido afectadas por el conflicto armado. La misión era llevarles proyectos sociales, de infraestructura y productivos, para contribuir así al mejoramiento de su calidad de vida y tratar de alejarlas de la influencia de los grupos delictivos. Conforme fue pasando el tiempo, la campaña empezó a abarcar otros campos de acción al punto que se convirtió en una labor institucional que comprometió a todos y cada uno de los miembros de la Fuerzas Militares de la región. Hoy en día dicha campaña, que en realidad ya es un programa, y que no sólo se está ejecutando en el suroccidente colombiano sino en todo el país, tiene nombre propio: “Fe en Colombia”.

img_2713

Unidos somos más fuertes

Fe en Colombia es un ambicioso programa institucional que ha tenido un éxito sin precedentes en la historia reciente y ha logrado impactar positivamente a un sinnúmero de habitantes de distintas regiones del país, que están recuperándose de las secuelas sociales que ha dejado el conflicto. Este programa ha vuelto a traer esperanza a la población gracias a que ha servido de articulador entre la institucionalidad y las comunidades, es decir, un puente para que el Estado, la empresa privada, las entidades de cooperación internacional y los habitantes de las zonas rurales puedan comunicarse y trabajar juntos en proyectos que beneficien a estas mismas comunidades. Este trabajo está enfocado inicialmente a sectores poblacionales como: campesinos, afros, indígenas, grupos LGBTI, víctimas del conflicto, mujeres, y otros, que paulatinamente están entrando al programa.

Paso a paso se construye el éxito

Ahora bien, la labor de Fe en Colombia no ha sido para nada sencilla. Como dijimos, su trabajo se centra en llevar oportunidades de progreso a sectores vulnerables con una variedad de problemáticas que se deben analizar concienzudamente. Lo primero que se realiza en el proceso es establecer cuáles son esas zonas que requieren de una atención inmediata, priorizándolas por su nivel de complejidad. Luego de determinar las áreas donde se trabajará, se hace una visita en compañía de profesionales y gestores sociales en la que se busca vincular a toda la comunidad para atender de manera oportuna sus necesidades básicas. Generada esta interacción, se pasa a escuchar a los líderes de las zonas con quienes se hace más adelante un diagnóstico de las condiciones y peticiones de la población en cuanto a salud, educación, vivienda y proyectos productivos. Acto seguido, se diseña una estrategia que involucre a todos los miembros de las comunidades, en la que se asignan responsabilidades así como un acompañamiento técnico por parte de entidades de capacitación. Más adelante, se estructura una propuesta concreta y se articula una participación en la oferta estatal para que estos proyectos puedan ejecutarse y ser una realidad. Lo que continúa después, es la verificación y la evaluación de los resultados obtenidos, todo esto, claro está, organizado, articulado y acompañado por el Ejército Nacional.

 dsc_0287

Productividad: el camino para la paz

El programa en gran parte está enfocado a devolverles la dignidad a las comunidades rurales a través de proyectos productivos que generen ingresos y recursos que se traduzcan en mejores oportunidades de vida. Cabe resaltar que el Ejército Nacional en ningún caso funciona como operador, sólo hace la labor de articulador y acompañante en los procesos. Lo que se busca es que el denominado Círculo Productivo se dé a plenitud en estas zonas, con el respaldo del Estado y de la empresa privada. Esto significa que en las regiones impulsadas por el programa sus habitantes puedan cultivar, procesar y comercializar sus productos bien sea a nivel nacional o como en muchos de los casos recientes, a nivel internacional. Fe en Colombia reconoce que el campo colombiano tiene un potencial gigante en materia de agricultura, pero que nos falta mucho en la parte de la tecnificación, por tal razón sus esfuerzos se han concentrado en llevar capacitación a los cultivadores y procesadores para que su labor sea más eficiente.

Una nueva forma de ver el país

El posconflicto sin duda traerá consigo un gran número de retos que como país deberemos afrontar, en el entendido que la paz sólo se logrará cuando sepamos trabajar unidos y siempre garantizando el acceso a las oportunidades de todas las personas. El Ejército Nacional de Colombia ha demostrado, a lo largo de todos estos años, que el compromiso con el país nace de la dedicación, la voluntad y el esfuerzo, y que cualquier proyecto puede avanzar si dentro de nosotros hay pasión y amor por lo que se hace. Visionemos un país próspero, desarrollado y lleno de paz. Llegó el momento de tener nuevamente Fe en Colombia.

Código de buen gobierno

Dentro de la actividad empresarial ha tomado especial preponderancia el deber en cabeza de los administradores de implementar herramientas gerenciales concretas, tales como el Código de Buen Gobierno, que contienen los lineamientos, sistemas y políticas que le permiten proyectar la supervivencia, competitividad y viabilidad de las empresas.

La aplicación de estos estándares proporciona beneficios a las empresas lo cual se puede divisar a través de la aplicación de principios éticos y de transparencia por parte de profesionales responsables que le agregan valor a las organizaciones, de esta manera se lograrán mejoras en el proceso de toma de decisiones dentro de la organización. El Código de Buen Gobierno está siendo tomado cada vez más en serio como una fuente para mitigar el riesgo reputacional de las empresas, además de ser la carta de navegación que garantiza a las organizaciones mantenerse a largo plazo en forma sostenida.

Otros de los beneficios que le reportaría a las empresas la implementación y adecuada difusión de los Códigos de Buen Gobierno es el justo ejercicio de los derechos de los socios o accionistas tanto mayoritarios, como minoritarios y extranjeros, tales como el registro de sus propiedades, transferencia adecuada de las acciones, el voto en las asambleas, la obtención de la información oportuna, el adecuado manejo de los recursos de terceros aportantes y la permanente vigilancia de las responsabilidades a cargo de los miembros de junta directiva, el flujo eficiente y eficaz de la información y finalmente de la relación comprometida con los grupos de interés, respetando sus derechos.

Los Códigos de Buen Gobierno de compañías en los países anglosajones tienen su enfoque en la Gestión del Riesgo, impacto, mitigación y costo del control que debe ser diseñado por la Administración y es la Junta directiva el órgano encargado de ejercer el control posterior cuyo resultado, debe ser revelar todo tipo de situaciones, incluyendo pero no limitando las financieras que merecen especial atención, para obtener con este ejercicio una mejor toma de decisiones. Un reto de estos códigos es básicamente estimular un ambiente de control, supervisión y de valoración precisa del riesgo que afronta una empresa, permitiéndole generar dinámicas de innovación en la producción de soluciones frente a las alertas tempranas, garantizando con ello el mejoramiento continuo de los procesos, lo cual se traducirá en un mayor valor del negocio.

Es el monitoreo permanente el que permite la detección temprana de riesgos, valorarlos adecuadamente y mitigarlos. Dicho enfoque está sustentado en las normas que los organismos de control de los Estados Unidos y el Reino Unido han tenido que expedir con el propósito de redoblar las exigencias de supervisión ante las experiencias tales como los casos Enron y Worldcom, entre otros que generaron un deterioro en la imagen del sistema capitalista, afectando la confianza y credibilidad por parte de los inversionistas, además del impacto económico y social que ello conllevó.

Ahora bien, son mayores los beneficios que obtiene una empresa comparado con los costos en los que pueda incurrir en el diseño e implementación de un Código de Buen Gobierno. Por su parte Jeff Immelt, CEO de General Electric para la revista Harvard Business Review expresó: “Para desarrollar una empresa que sea admirada, es necesario que la empresa sea también buena en un sentido moral. Una empresa con estas cualidades atraerá a profesionales del más alto nivel que desean trabajar en un proyecto empresarial que les trasciende, que es mayor que su propio desarrollo profesional.”

Venda su Empresa Exitosamente

Las decisiones más difíciles a las que se enfrenta cualquier empresario, giran siempre en torno a la posible venta de su empresa. Preguntas tales como: “Cuándo vender?”, “Cómo vender?” y “Cuánto vale mi Good Will?”, son interrogantes complejos de resolver adecuadamente, si no se cuenta con un acompañamiento financiero externo que realice los estudios del caso de manera técnica y desarrolle conjuntamente con los socios una adecuada estrategia de promoción y venta de la compañía.

El valor de una empresa no depende del valor de sus activos ni del monto de su patrimonio contable, como normalmente tienden a proponerlo algunos inversionistas que se acercan con intenciones de compra. El valor de mercado de una empresa se determina a partir del valor presente neto de su potencial de generación de flujo de caja libre operacional, el cual es la cantidad de dinero final disponible para los acreedores financieros y los socios, una vez atendida la operación del negocio. Esta metodología es la de mayor aceptación a nivel internacional y se obtiene a partir del análisis y proyección de tres variables definitivas, la rentabilidad medida desde la óptica del ebitda, las inversiones en activos fijos y las inversiones en el capital de trabajo.

Para lograr la venta exitosa de una empresa es fundamental alinear adecuadamente hacia una maximización de su valor, aspectos relacionados con la proyección de sus ingresos, la rentabilidad, el margen ebitda, el capital de trabajo requerido, las inversiones futuras, la determinación del nivel y forma de endeudamiento, el manejo de ciertos activos no operacionales, el estado legal de marcas y patentes, entre otros.

Un importante número de empresas nacionales se encuentra hoy recibiendo ofertas de compra por parte de compañías multinacionales. Este puede ser un momento interesante para evaluar y estructurar adecuadamente una posible venta, sobre todo si dicha oferta proviene de un competidor importante, al cual si no se le vende, puede en el mediano o largo plazo disminuir mi actual participación del mercado o lesionar mis márgenes de rentabilidad, lo cual se traducirá finalmente en un menor valor de mi compañía.

La oportunidad para vender nuestra empresa es única, si lo vamos a hacer solo una vez en la vida, es importante hacerlo bien y prepararnos adecuadamente. El primer paso es conocer el valor justo de mercado de la empresa, conocer los proyectos de vida de los socios, indagar sobre los potenciales inversionistas y desarrollar una estrategia integral para maximizar el valor de la compañía, propiciando que el negocio sea un gana y gana, tanto para quien vende, como para quien compra.

empresa-exitosa

La fórmula para el crecimiento rural

img_3013

“La unión hace la fuerza”, es tal vez una frase que hemos escuchado bastante y que muy posiblemente consideremos como de cajón. Sin embargo, no podemos negar que tiene mucho de verdad, ya que es cierto que cuando las personas logran trabajar unidas por lograr un mismo objetivo, las posibilidades de hacerlo son más grandes.

Asociarse puede ser una de las claves para que los campesinos colombianos, tan golpeados por la indiferencia estatal y la crueldad del conflicto interno, logren salir adelante. Y es precisamente esta motivación lo que ha llevado a que varias personas habitantes del corregimiento de Cisneros del municipio de Dagua, en el Valle del Cauca, pensaran en unirse para construir su futuro con lo mejor que saben hacer: trabajar la tierra.

Con la llegada de los megaproyectos de infraestructura y la notable reducción de la violencia, gracias al esfuerzo de las autoridades, los habitantes de Cisneros supieron que era momento de empezar a pensar sobre los retos que se avecinaban para ellos. Es por eso que impulsados por entidades como la CVC, el SENA, FEDECACAO y la articulación del Ejército Nacional, con su programa Fe en Colombia, decidieron unirse para conformar la Asociación de Productores de Cacao de Cisneros (APCC), una agrupación campesina que ha logrado en el corto tiempo organizar modelos agropecuarios efectivos y eficientes concentrados en el cultivo del cacao.

Esta Asociación ha permitido que cada uno de sus miembros reciba por parte de los entes de apoyo, capacitación agrícola e insumos, a la vez que establece su participación equitativa en la comercialización, distribución de los ingresos e inversión que genera el producto en cada periodo realizado. Cabe resaltar que la APCC poco a poco está vinculando a más campesinos de la zona y que su objetivo es convertir el cultivo de cacao en un modelo rentable y perdurable en el tiempo.

Las personas que hacen parte de la APCC son tan variadas como el mismo paisaje de Cisneros: hay de todas las edades, grupos étnicos, niveles educativos y algunas de ellas provienen de otros lugares del país. Lo importante en realidad es el trabajo asociado y la comunicación constante, en la que cada uno brinde siempre apoyo al otro.

img_3127

Lo más interesante de este proceso agrícola es que está diseñado con parámetros agroforestales, es decir, las plantaciones de cacao se establecen en mitad del bosque nativo de la zona, evitando así la tala y permitiendo la protección de los nacimientos de agua.

Es muy interesante ver cuando se transita por la espesura del bosque de Cisneros, cómo van apareciendo de entre la montaña los árboles de cacao de los cuales cuelgan brillantes sus frutos, que los campesinos han denominado “mazorcas”. La simbiosis que hay entre estos árboles frutales y el ecosistema en general es prácticamente perfecta.

Las asociaciones campesinas son una excelente propuesta para impulsar la competitividad del agro, ayudan a que haya una mayor tecnificación y hacen que el ingreso al círculo comercial sea más fácil.

Sigamos el ejemplo de los campesinos cultivadores de cacao de Cisneros: Unámonos como país y ampliemos más nuestra visión de progreso.

Editorial 5ta Edición

14289824_10205217408713926_4675073288326129509_o

Sin ser un experto en Responsabilidad Social Empresarial (RSE), para esta edición he decidido abordar este concepto y proponerle a nuestros lectores que le impriman importancia a esta gestión en sus empresas, pues manejada adecuadamente no sólo puede llegar a influir en la sociedad más vulnerable del país, sino también en un clima empresarial más competitivo.

Es oportuno citar un texto del libro El desafío del nuevo contrato social escrito por el doctor Luis Fernando Cruz: “La empresa privada contribuye a lo colectivo y a lo público cuando facilita procesos de redistribución de riqueza, cuando propicia el desarrollo del capital social y humano, cuando garantiza calidad en sus productos y servicios, cuando educa para el ejercicio del intercambio, cuando promueve organizaciones y redes, y cuando hace de la transparencia su principal realidad”.

Quiero compartirles que a la luz del desarrollo editorial de esta revista, visiono con la nueva generación de empresarios y emprendedores, un panorama muy alentador hacia futuro, para amalgamar lo empresarial con lo social. Después de innumerables entrevistas y acercamientos con esta nueva generación, he encontrado un común denominador entre sus modelos de negocios; una cantidad importante de ellos tienen detrás de sus productos y servicios, una razón social que propende por la construcción de una mejor sociedad.

Muchos jóvenes están ahora encontrando que los negocios y lo que ellos perciben como éxito, va más allá de generar grandes utilidades y lograr convertirse en organizaciones que solo persiguen la generación de valor económico para sus accionistas. La verdadera satisfacción que gran parte de ellos desea hallar, radica en la consolidación de proyectos sociales autosuficientes. Una importante cantidad de esta nueva generación de empresarios, posee un espíritu emprendedor altruista, enfocado a mejorar las condiciones de vida de las comunidades más vulnerables de nuestro país. Este fenómeno deja ver que la juventud empresarial quiere influir positivamente en la sociedad, no solo por medio de lo que algunas empresas normalmente han venido denominando Responsabilidad Social Empresarial, pero que en la práctica desafortunadamente utilizan solo para fortalecer su imagen, realizando donativos que generan una cultura cada vez más asistencialista, mientras que no pagan salarios justos a sus colaboradores, no son responsables con el medio ambiente, abusan de sus proveedores llevando a estos incluso en ocasiones a la quiebra, manipulan información privilegiada para su conveniencia, ofrecen dádivas a funcionarios para ser privilegiados comercialmente, o sencillamente no cumplen a cabalidad sus obligaciones legales.

Visiónate los invita a ser responsables en primera instancia con todos aquellos que permiten el desarrollo de su actividad empresarial; colaboradores, proveedores, Estado, clientes y por supuesto también los socios. No pretendemos que las empresas se conviertan en fundaciones sociales sin ánimo de lucro. Mi invitación es primero hacia una verdadera responsabilidad al interior de cada organización, y luego una sincera responsabilidad con alguna de tantas debilidades sociales que existen en nuestro país.

Cimarrón Estéreo

En el corregimiento de Cisneros, municipio de Dagua, Valle del Cauca, hay una voz que todos los días despierta a los habitantes de esta zona a través de las ondas radiales del FM. Se trata de Cimarrón Estéreo, una emisora nacida en 2015 con el apoyo de la CVC y administrada por el Consejo Comunitario de la Comunidad Negra del Alto Río Dagua, la cual se ha convertido en un medio de comunicación vital para la consolidación de los proyectos sociales que allí se realizan.

img_2779

Con una programación variada y entretenida, Cimarrón Estéreo busca conectar a las personas que habitan sobre la ribera del río Dagua y a los lados de la carretera Cali-Buenaventura, quienes por la difícil posición geográfica carecen muchas veces de una señal radiofónica. “Aquí casi no coge la radio, y casi siempre la gente ni se entera de lo que sucede a su alrededor”, comenta el director de la emisora.

Inicialmente la emisora fue concebida para la difusión y promoción de información relacionada con la protección del medio ambiente, teniendo en cuenta que esta parte del territorio vallecaucano cuenta con varias cuencas hidrográficas vitales para la subsistencia de los pobladores de la región. Sin embargo, con el paso del tiempo, fue vinculando dentro de su temario notas educativas acerca de los derechos y deberes ciudadanos, con el ánimo de impulsar entre la comunidad el conocimiento sobre lo que es vivir en sociedad.

Carlos Antonio Hurtado, director de la emisora, a pesar de no tener ninguna preparación académica en lo que respecta a la comunicación o la locución, da lo mejor de sí mismo para sacar adelante esta iniciativa. Todos los días, con el apoyo de algunos jóvenes entusiastas del sector, se sienta al frente de su micrófono en la pequeña cabina que fue acondicionada dentro de la casa comunal, para hablarle a todas las personas que logran poner en sus radios la frecuencia 88.5 FM, sobre temas de interés general que invitan a reflexionar, a trabajar en equipo, a crear sentido de pertenencia y más que todo, a promover la paz. La misión de Carlos no es sencilla, ya que reparte su limitado tiempo entre la emisora, su trabajo, su familia y su apretada agenda como líder comunitario. Pero a pesar del cansancio de las duras jornadas, quiere seguir adelante con el proyecto. “Es difícil a veces la creación de contenidos y tener que organizar la información que la gente quiere que uno transmita por aquí. Como sabrán, no somos expertos, pero tenemos la mejor de las voluntades para que lo que salga de esta frecuencia sean sólo cosas positivas”, afirma Carlos Antonio.

La visión de este emprendedor social es convertir la pequeña emisora en un medio de alta relevancia regional, en el que se informe no sólo sobre las necesidades y problemáticas de las personas del sector sino también para promocionar y visibilizar las buenas acciones que también se están realizando ahí. “En Cisneros la gente es buena y trabajadora, no tendremos grandes lujos pero nos rodea un tesoro muy grande: la naturaleza. Por eso es necesario que la gente sepa que hay que cuidar lo nuestro y que sólo trabajando unidos podemos llegar lejos”, puntualiza este visionario de la radio.

Ahora el reto es poder ampliar la cobertura de esta emisora que empíricamente está haciendo lo que muy pocos medios hacen: construir sociedad. Esperamos que el sueño de Carlos Antonio y su equipo reciba el apoyo que merece y logre ser así un gran transmisor de buenas noticias.

Las vías del progreso

Desarrollo con conciencia social

Colombia en su historia reciente ha entrado en una etapa económica y social muy importante en la que la participación de los mercados globales es definitiva para el crecimiento y desarrollo de la Nación. Por fortuna nuestro país, gracias a su posición geográfica, cuenta con una variedad de climas y tierras que permiten una producción agrícola variada, así como la oportunidad de poder exportar los productos a través de sus dos salidas oceánicas. Ante este reto económico es imperativo contar con obras de infraestructura que faciliten las labores de transporte y logística de la producción, para que exista así una eficiencia y una alta competitividad de las empresas del país. Por tal motivo, el Gobierno Nacional en los últimos años ha emprendido una misión que consiste en desarrollar proyectos de alto impacto que respondan a las necesidades de comunicación vial entre regiones, en los que no sólo existe inversión del sector público sino también de la empresa privada.

Es lógico alegrarse cuando una de estas obras es entregada, porque de una u otra manera es sinónimo de que el país está avanzando. Lo que muchos no alcanzan a conocer es que la ejecución de dichas construcciones va más allá de remover tierra y echar asfalto; dentro de esta labor también tiene que hacerse una intervención social de grandes magnitudes.

 

buena

Doble calzada, doble impacto

Buenaventura es el puerto sobre el Pacífico más importante del país, por donde se exporta más del 75% de la producción nacional. Por lo tanto, las vías de acceso al Puerto deben ser consecuentes con las magnitudes de la logística y el transporte. Desde 2008 se han venido desarrollando paulatinamente grandes obras que contribuyen al mejoramiento de esta doble calzada, que tiene una extensión de 111 kilómetros, las cuales se han ejecutado por tramos y han sido realizadas en su mayoría por consorcios licitados por el Gobierno Nacional. La cantidad de dinero que se invierte es muy grande, pero no todo va destinado sólo a la maquinaria pesada o a la compra de los materiales, también una parte considerable debe destinarse a mitigar el impacto del proyecto sobre la comunidad.

Una dura realidad

La gran mayoría de los habitantes del sector de la vía Buga-Loboguerrero dependen económicamente de las actividades que se desarrollan al lado de la carretera. Es común ver a lo largo del trayecto restaurantes, hostales, talleres mecánicos, lavanderías y tiendas que tienen como clientela a los conductores de tractomulas y a viajeros esporádicos. Pero desde hace casi un año, debido a la construcción de la doble calzada y de su cierre permanente, su subsistencia ha estado en riesgo. Ya no hay a quién venderle un almuerzo o repararle un neumático. Ante esta situación, los responsables de las obras deben restablecer los derechos colectivos e individuales de la comunidad, en un acompañamiento que no sólo se realiza en lo económico sino también en lo social.

 

Trabajando en equipo salimos adelante

En este caso particular, la intervención se ha desarrollado en varias fases: La primera fue hacer un censo, tener claro el número de habitantes del sector y cuáles de ellos te­nían un mayor grado de impacto frente a las obras. La segunda, fue establecer una comu­nicación efectiva entre la comunidad y los consorcios, la cual fue articulada por líderes sociales y entidades como el Ejército Nacio­nal, que dio paso a la conciliación de las par­tes involucradas frente al desarrollo de las obras. Ahí se conocieron las necesidades de la población y se establecieron las formas de trabajo. La tercera fase, que es la que se está haciendo en la actualidad, es brindar capaci­tación a las familias en modelos productivos, agropecuarios, gastronómicos y pecuarios, de acuerdo con sus capacidades, gustos y habilidades. Esta capacitación se realiza gra­cias al apoyo del SENA, que de manera au­tónoma organiza los programas educativos. La cuarta fase, que se ejecutará en el corto plazo, es la inversión por parte de los con­sorcios en la construcción de lo que serán las Unidades Productivas, ya sean restaurantes, centros de acopio o terrenos para sembrado, que serán desarrollados y dirigidos en su to­talidad por los habitantes de la zona.

La visión de una comunidad unida

Visiónate tuvo la oportunidad de conocer una de las Unidades Productivas en proceso de capacitación de algunas familias que viven a la altura de la vía Buga-Loboguerrero, quienes ya se están preparando para los retos que se avecinan. Su visión es construir un restaurante que ofrezca los platos típicos de la región, del cual esperan obtener muchos beneficios. Hasta el momento, todo marcha viento en popa, las capacitaciones han sido muy bien recibidas y se ha consolidado no sólo una oportunidad de crecimiento sino una unión antes inexistente entre los vecinos del sector. Para Alexander Túquerres, Gestor Social del programa Fe en Colombia, creado por el Ejército Nacional y sobre el cual presentaremos un completo informe en nuestra próxima edición, la labor con la comunidad aledaña a la construcción de la vía ha sido positiva. “Las personas en un principio estaban reacias a par­ticipar, pero luego de conocer los beneficios de los programas, accedieron a capacitarse. Lo bueno es que ahora más que nunca están soñando y trabajando por su futuro”, comenta Alexander.

Por el momento, seguirán las obras de este importante proyecto para el país. Según in­formación reciente de la ANI (Agencia Na­cional de Infraestructura) falta muy poco para la culminación de las obras, lo que es una noticia positiva para el desarrollo social y económico de la región. Pero lo mejor de todo es que cuando se reabra la carretera y empiecen a circular los vehículos, sus habi­tantes aledaños tendrán los recursos, las he­rramientas y el conocimiento para construir un mejor futuro. ¡Que corra entonces por los caminos de Colombia la visión del progreso y de la equidad!

En pro de los estilos de vida activos y saludables

ANDINo es usual que las em­presas de un mismo sector productivo, que compiten entre sí por el mercado y la preferencia de los consumidores, se pongan de acuerdo para asumir de manera voluntaria estánda­res mayores a los exigidos por la ley y las normas en aspectos relacionados con sus prácticas comerciales, su publicidad, su por­tafolio y la información sobre la composi­ción que se les brinda a los consumidores.

En un hecho de avanzada a nivel mundial, las empresas productoras y comercializado­ras de bebidas agremiadas en la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, asu­mieron ante el país cinco compromisos en­caminados a fomentar la adopción de estilos de vida activos y saludables.

La apuesta de la industria de bebidas de la ANDI, presentada hace un mes al país, pre­tende que por medio de acciones concretas se estimule la adopción de estilos de vida activos y saludables, por eso las empresas entraron en un proceso de modificación de todas las etiquetas de las bebidas para que de manera fácil y homóloga, sin distingo de marca o fabricante, se pueda consultar la composición de las bebidas en relación con las calorías y el azúcar presente o no en las mismas.

Como complemento de lo anterior, la in­dustria asumió el reto de seguir ampliando su portafolio, soportado en la innovación e investigación, para brindar más opciones de bebidas, ofertando productos con calorías, reducidos en calorías y sin calorías y en en­vases de diversos tamaños, empoderando así al consumidor para que con información y variedad realice escogencias acordes con sus necesidades nutricionales y su estilo de vida.

La industria acordó ratificar su rol de ser el principal promotor de la actividad física y el deporte en el país después del Estado, en pro de revertir la vergonzosa cifra de la Organi­zación Mundial de la Salud que nos clasifica como el segundo país más sedentario del mundo ypara tal fin se continuarán y pro­fundizarán las acciones de cada empresa en este frente, el cual se complementó con una acción sin precedentes de poner a disposi­ción del Ministerio de Salud la publicidad del sector para incluir mensajes de fomento a la actividad física.

Los problemas complejos requieren del concurso y aporte de todos los actores y es por ello que la industria de bebidas, injusta­mente estigmatizada, tomó la decisión autó­noma de dar un primer paso para aportar de manera positiva en la consecución de una mejor calidad de vida para los colombianos.

Los compromisos de la industria de bebidas son públicos, concretos, reales, medibles y monitoreables y se configuran en una am­biciosa apuesta para articular acciones entre empresas competidoras, gobierno y socie­dad civil. Sea este el inicio de una agenda proactiva y de unión para la consecución de un abordaje integral ante los complejos retos de salud pública existentes en el país: Des­nutrición, sobrepeso, sedentarismo y ausen­cia de potabilidad, dando así el primer paso para que entre todos busquemos ser parte de la solución.

Santiago López Jaramillo

Director ejecutivo ANDI

Cámara de la Industria de Bebidas

Editorial 4ta Edición

 

Los recientes titulares de los medios de comunicación frente al estado del Proceso de Paz han sido: “El fin de la guerra”, “Con apretón de manos, Santos y Timochenko acuerdan fin de la guerra”, “Gobierno y FARC logran acuerdo sobre fin del conflicto”, entre otros similares, refiriéndose al momento en el que se logró para el conflicto armado colombiano “el cese del fuego y el cese de hostilidades bilaterales y definitivo” entre el  Gobierno y la guerrilla de las FARC. Es innegable la importancia de este hecho para la historia del país. De acuerdo o en desacuerdo con la forma o condiciones particulares del proceso, hay que resaltar que hoy nos encontramos cerca de ponerle fin a un conflicto que duró décadas, dejó miles de muertos y desaparecidos, y millones de víctimas.

Pero este acuerdo que firmaron nuestros dirigentes con la guerrilla más antigua del mundo, no es el fin de la guerra, es tan sólo el primer paso para la construcción de la paz, que deberá ser exitosa y sostenible en el tiempo, para que podamos pasar a la etapa del posconflicto; estamos iniciando una construcción de paz, la cual recoge muchos ámbitos y retos para nuestra sociedad.

Este medio propende por el fortalecimiento del tejido social desde lo empresarial, razón por la cual visionamos una importante oportunidad económica rural que se abre paso con la firma del fin de la guerra. Los procesos de desmovilización generarán una valiosa oferta de mano de obra experta en conocimientos agrícolas. una oportunidad de oro para fortalecer la agroindustria colombiana.

Es de carácter imperativo articular las necesidades políticas con las oportunidades económicas. Es fundamental que la Responsabilidad Social Empresarial vaya de la mano con las políticas económicas,  poniendo  en marcha programas de cooperación para los campesinos, víctimas y reinsertados del conflicto armado. Que todas estas personas sean capacitadas para convertirse en comunidades sostenibles económicamente, lo que les permitirá generar los recursos suficientes para su subsistencia y aportar al desarrollo de la cadena económica  del país.

Una vez fortalecido el eslabón de la producción agrícola con la inserción de obra bien calificada, estaremos en la obligación generacional de apostarle a la agroindustria. ¿Por qué hablo de obligación generacional? Hace más de 25 años, en mi último semestre de Economía, durante una cátedra de Economía colombiana, un docente que recuerdo con gran cariño, Hugo Ortiz, nos comentó sobre lo fundamental que era para el país apostarle a la agroindustria. Si bien ciertas empresas han realizado importantes inversiones en dicho sector, hoy continuamos siendo un país con vocación agrícola y no agroindustrial. Seguimos exportando gran parte de nuestros productos del agro en forma de commodities y por ello no generamos el valor agregado en nuestro país.

Cabe también resaltar que en una Colombia sin conflicto, bajará el nivel de riesgo para los inversionistas nacionales y extranjeros. Esta situación hará que disminuya el costo de capital, lo cual aumentará inmediatamente el valor de todas las empresas.


Perfil-STANGL

 

Hermann Stangl

Director

Educando para la vida

“Pasión, esfuerzo y disciplina.”

Educar es tal vez uno de los trabajos más nobles que puede desempeñar un ser humano, porque no sólo es el hecho de enseñar una habilidad o una técnica a otra persona, también es brindar las bases para la construcción de un proyecto de vida. La tarea del maestro es compleja, llena de retos diarios, en los que la paciencia y la vocación juegan un papel importante. Mucha gente podrá tener vastos conocimientos, pero realmente son pocos los que logran transmitirlos de manera correcta. Educar es toda una empresa que requiere de mucho amor.

Y es ese amor el que ha hecho que Iván Darío Palomeque, un joven profesor de fútbol, se metiera de lleno en un proyecto que está cambiándoles la vida a muchas personas, el cual no habría podido ejecutarse sin su valiosa ayuda. Este educador es el que entrena, guía y acompaña a los niños de la Escuela de Fútbol de La Buitrera, que como contamos en nuestra edición anterior, nació por la iniciativa y el buen corazón de un incógnito empresario caleño.

El profesor Iván Darío sabe que su labor va más allá de enseñar cómo se patea un balón. Lo que busca todos los días este incansable profesional es hacer que estos menores tengan otra visión de la vida. No ha sido sencillo, claro está, pero los resultados ya se están viendo. “En un principio, cuando arranqué a trabajar con los niños noté muchas cosas negativas en su actitud. Eran jóvenes conflictivos, que arreglaban sus diferencias con lenguaje vulgar e incluso con violencia física. Pero con el pasar del tiempo se fueron dando cuenta de que eso no valía la pena y que las grandes cosas se consiguen con tolerancia y trabajo en equipo. Cuando ganamos nuestro primer torneo ellos entendieron todo”, nos cuenta el educador.
Su constancia y su amor desinteresado lo han hecho merecedor del reconocimiento y el cariño de la comunidad del sector, que lo ven como un líder que tiene una visión clara de sus metas. Con gran empeño asiste todos los días a los entrenamientos, en jornadas extenuantes que van incluso hasta horas de la noche. Pero nada lo ha desmotivado, y eso se ve en el estilo de juego de sus alumnos, que han sabido usar sus enseñanzas para salir adelante.

profe

Una rutina del profesor empieza con una charla donde él les explica a sus estudiantes que lo más importante es el ser. El respeto, la disciplina y la unión son la clave para avanzar. Luego, los lleva a hacer los ejercicios de costumbre en donde desarrollan habilidades motrices y contribuyen a su estado físico. Acto seguido, se comentan las reglas y se juegan los partidos.

futbol niñosIván Darío reconoce que todavía falta mucho por hacer, pero está seguro de que el apoyo de la comunidad de La Buitrera, así como el aporte de las personas nobles de la empresa privada, harán que el proyecto crezca cada día más. De seguir así, podremos ver salir de sus campos de juego a las próximas estrellas del balompié mundial. ¿Imposible? Para nada, los visionarios como el Profe Iván Darío saben que todo se puede lograr con el poder de la constancia y el corazón.

Estudiar, una herramienta para la vida

Construyendo visionarios desde las aulas

Carolina es una jo­ven madre quien a sus cortos 24 años ya tiene grandes res­ponsabilidades, tan­to familiares como profesionales. Ella es otra de las habitantes de la vía Buga-Buenaventura, a la altura de Loboguerrero, que se han beneficiado con los programas de capacitación y desarrollo empresarial de los Consorcios constructo­res de la doble calzada. Vive con su esposo, que se desempeña como conductor y con su pequeño hijo.

educacion

 Actualmente Carolina reparte su vida en­tre el estudio, la atención a su familia y en su nuevo proyecto: la consolidación de un restaurante, el cual contará con el apoyo de los programas sociales antes mencionados. Ella dice que nunca pensó en ser empresaria, pero que las circunstancias del momento la impulsaron a considerarlo como una po­sibilidad para salir adelante. Desde que ha estado participando de las capacitaciones en gastronomía ha descubierto que tiene un potencial grandísimo para hacer cosas increíbles. “Siempre me ha llamado la aten­ción la cocina; mi familia de hecho tiene un restaurante, pero estando aquí en las clases del SENA he aprendido cosas interesantes. Tengo muchas ganas de poder aplicar pronto lo estudiado en mi propia empresa”, dice Ca­rolina con gran entusiasmo.

Esta mujer es enérgica, tiene la voz fuerte y por lo que nos deja entrever, es el alma del grupo. Todas sus compañeras ven en ella a una líder. Sin embargo, nuestra visionaria sabe que aún le falta mucho por aprender y trabajar. “Estudiar es muy importante, y a mí me gusta hacerlo porque cada día uno va viendo cosas nuevas que le pueden servir para más adelante”, afirma Carolina.

A pesar de que la economía de la zona se ha vuelto lenta por causa del cierre de la vía, Carolina tiene la fe de que cuando ésta vuel­va a estar en funcionamiento las cosas toma­rán otro rumbo. Por tal razón se está es­forzando mucho para estar bien preparada cuando eso suceda. Cada vez que asiste a clase trata de sacarle el máximo provecho a sus maestros y a sus compañeras. Una de las cualidades que ella ve en el programa educativo es que ha logrado unir a las mu­jeres del sector, quienes han descubierto que la unión, así suene un poco a frase de cajón, hace la fuerza.

Esperamos ver muy pronto el trabajo de Carolina hecho realidad, y que su capacita­ción, que ella ve como una gran oportunidad de crecimiento, la ayude a convertirse en una gran empresaria que propenda por el bienestar de su familia y de su comunidad.

Estas páginas de Visiónate sin duda esta­rán esperando plasmar las buenas nuevas de su emprendimiento y que el progreso que tanto anhelan los lugareños de la vía Bu­ga-Loboguerrero se dé por completo.

Ya lo saben emprendedores: las ganas son importantes para volver los sueños realidad, pero si no nos preparamos adecuadamente, todo nos será mucho más complejo.

Los sueños no envejecen

Nunca es tarde para emprender

 

Rosalba Pantoja es una mujer de 63 años que toda la vida ha lucha­do por sacar adelante a su familia. Desde muy joven ha trabaja­do y sabe que la única forma de conseguir lo que se quiere es a punta de esfuerzo. Su ma­yor habilidad siempre ha sido la cocina, pero dice haberse desempeñado en casi todos los oficios con tal de tener un pedazo de pan so­bre la mesa. A pesar de su edad se considera aún una gran trabajadora, porque como ella menciona con su sonrisa maternal: “mien­tras hay salud, hay todo”.

Actualmente Rosalba vive con su hija, su yerno y su nieto, siendo este último el cen­tro de todas sus atenciones y la motivación para seguir trabajando. Su casa se encuentra ubicada en una zona cercana a la construc­ción de la vía Buga-Buenaventura, que como hemos comentado en páginas anteriores, ha tenido un gran impacto entre sus habitantes, quienes han recibido el apoyo de la empresa privada para mitigar de algún modo el cierre de la carretera.

Nuestra emprendedora hace parte del programa de capacitación en gastronomía articulado por el programa social Fe en Co­lombia, creado por el Ejército Nacional. En él, Rosalba ha conocido la preparación de varios platos típicos de la región, así como la implementación de métodos eficaces en la producción de alimentos. Todo lo que ha recibido en el programa y que pronto podrá ponerlo en marcha en la Unidad Productiva, ha dejado en ella una imborrable huella.

tarde-no-es

Rosalba dejó de sentirse de repente como la señora de la cocina que sólo trabajaba por el jornal, para volverse una visionaria que deseaba crecer empresarialmente. Según ella, este nuevo pensamiento surgió gracias a la adquisición del conocimiento. Hoy más que nunca hay un impulso increíble dentro de su corazón que le repite día tras día que nada va a impedir que logre sus sueños. Ni los años, ni los dolores y mucho menos la falta de recursos, serán una excusa para no trabajar.

“La construcción de la vía nos ha impacta­do bastante. Los restaurantes donde trabaja­ba están quietos por el momento, así que no tengo mucho por hacer. Sin embargo, desde que empecé a estudiar gastronomía, lo que quiero empezar ahora es mi propio proyec­to. Sé que cuando arranque a funcionar la ca­rretera nos va a ir muy bien”, afirma Rosalba de manera segura y optimista.

Nuestra visionaria por el momento se­guirá capacitándose para que su sazón con­quiste más paladares y la ayude a hacer sus sueños realidad. Hoy Rosalba es un gran ejemplo para todos nosotros, porque nos deja claro que para emprender cualquier tiempo es propicio. Lo único importante es sentir amor por lo que se hace.

 

Ampliación del Canal de Panamá

Retos, oportunidades y beneficios

canal de panama

Panamá es un importante eslabón de la cadena de suministro mundial debido a que su posición geográfica con el Canal ha acortado distancias y ha servido como centro de redistribución de mercancías a diversos países de la región. La ampliación es el mayor proyecto de infraestructura del Canal de Panamá desde su inauguración. Luego de profundos estudios y análisis, Panamá tomó la decisión de ampliar esta ruta añadiéndole un tercer carril de tránsito para duplicar su capacidad.

Este hecho histórico es de gran relevancia no sólo para Panamá, sino para el comercio marítimo internacional. Para entender el impacto hay que analizar las ventajas desde el punto de vista de la seguridad, los beneficios económicos y el ahorro de tiempo.

Cuando se habla de mayor seguridad, se hace referencia a la inseguridad que viven los barcos que navegan por la ruta marítima Asia Pacífico y pasan por el Canal de Suez, transitando por el Cuerno de África, lugar donde los piratas somalíes atacan a los buques cargueros para pedir grandes sumas de dinero. Por otro lado se aumenta la competitividad del Canal panameño, al acortar en cinco días de tiempo el trayecto desde Asia hasta la costa este de los EEUU, lo cual supone una importante reducción de costos.

panama2

Colombia tiene grandes retos relacionados con la infraestructura portuaria, acciones que ya han puesto en marcha los cartageneros, los barranquilleros y los empresarios del Valle del Cauca con sus respectivos puertos. Es vital también continuar con las inversiones en infraestructura vial y desarrollando nuevos centros de distribución de carga modernos y eficientes.

Los beneficios que se abren ante este panorama son muy relevantes para la economía colombiana. Así lo aseguró la Asociación de Comercio Exterior: “Lograremos exportar mayor carbón hacia los países asiáticos y hacia el Pacífico, con un mayor número de carga, disminución de fletes y tiempos de tránsito. Habrá un mayor flujo de envíos por parte de los empresarios colombianos y mayor recepción de mercancías y/o materias primas por parte de sus socios internacionales, logrando un incremento en la productividad. Por otro lado el paso de buques de gran tamaño convertirá con el tiempo a los puertos colombianos en un centro de redistribución de mercancías a través de Latinoamérica”.

Empresarios imponen tendencia

ancora

Laura Mercado y Juan Manuel Serna son una pareja de novios que lograron conformar una innovadora empresa y marcar una nueva tendencia de moda en el mercado de los vestidos de baño. Laura es una joven visionaria de origen barranquillero, quien estudió diseño de modas en Bogotá. Juan Manuel, de origen bogotano, afirma ser un hombre soñador y filántropo. Obtuvo su título profesional en Administración de Empresas en la ciudad que lo vio nacer.

Con persistencia, innovación y sentido social, contratando como operarias a madres cabeza de hogar, esta joven pareja ha podido sacar su empresa adelante y consolidarla en el mercado nacional e internacional. Actualmente comercializan sus productos en nueve ciudades colombianas y exportan a casi una docena de países. Ancora logró posicionarse a través del “Matching Pair”, novedosa tendencia que hoy es imitada por otras empresas del mismo sector. Pero esto no es un problema para ellos, ya que como afirma Laura: “Si la gente nos está copiando, es porque lo estamos haciendo bien”.

¿De dónde nace la idea de crear una empresa?

Todo empezó cuando decidieron irse de vacaciones y emprender un viaje para semana santa. Para ese entonces, Laura había terminado su práctica universitaria, mientras que Juan estaba realizando su tesis. En ese tiempo la pareja todavía dependía económicamente de sus padres y no contaban con el recurso suficiente para financiar sus vacaciones. Laura propuso una solución: “compremos telas y confeccionemos vestidos de baño, eso tiene una buena rentabilidad”. Juan complementó esa iniciativa confeccionando pantalonetas. Así la pareja comenzó a conformar una marca con una identidad muy neutral en cuanto a lo masculino y lo femenino.

¿Por qué Ancora?

“Un día estábamos los dos en mi casa buscando nombres y marcas, cuando encontramos Ancora, que significa Ancla en italiano. Tomamos la decisión y dijimos: este es el nombre; ese día nació Ancora.”

¿Cuál ha sido la estrategia para posicionarse como marca?

“Una de las estrategias clave fue el concepto del Matching Pair. Este concepto consiste en una misma pinta para el vestido de baño de la mujer y la pantaloneta del hombre, lo que le brinda la oportunidad a una pareja de usar un traje de baño con el mismo diseño. Hoy en día este concepto está evolucionando a Matching Family.”

ancora-2

¿Cuál considera una de sus mayores dificultades?

“Hemos pasado por muchos problemas y muchas caídas, ya que dependemos de proveedores y a veces nos quedan mal. En ocasiones nos ha sucedido que no nos cumplen con la producción porque se quedaron sin tintas o hacen falta materiales, pero siempre se aprende, la idea es nunca bajarse del barco sino cogerlo y salir de la tempestad”.

¿Qué ha sido lo más gratificante como emprendedores?

“Es muy chévere y gratificante ver cómo otras marcas nos siguen, ver cómo ese concepto que salió algún día de los sueños de Juan y míos, es imitado y replicado por otras empresas. Algo que salió de nuestra imaginación y hoy es replicado por otras marcas”.

Preparándose para la Inversión Extranjera

inversion

De acuerdo con una reciente información proferida por Confecámaras, la creación de empresas en Colombia aumentó en un 17% en el primer semestre del presente año, se crearon más de 160.000 unidades productivas y un número superior a las 40.000 sociedades. Los departamentos que más contribuyeron en estos resultados fueron Bogotá, Valle del Cauca, Meta, Norte de Santander, Antioquia, Atlántico y Cundinamarca.

Para Julián Domínguez Rivera, presidente de Confecámaras, organismo de carácter nacional, “el aumento en materia de creación de empresas ha sido transversal a casi todos los sectores durante este primer semestre, lo cual refleja una vitalidad de la economía nacional y un creciente interés por parte de los inversionistas. Esta dinámica es importante, pues las nuevas empresas inyectan a la economía colombiana nuevo conocimiento y tecnología, crean nuevos puestos de trabajo, estimulan la competencia y son fuente de riqueza y bienestar”.

Analizando lo expuesto anteriormente, sumado a otra serie de indicadores positivos en materia de crecimiento económico, comportamiento del precio del dólar, fuertes inversiones en infraestructura, adecuado manejo de la tasa de interés y vientos refrescantes de paz, a pesar del escepticismo de muchas personas, Colombia se mantiene como un importante destino de inversión.

Una cantidad apreciable de inversionistas extranjeros tienen sus ojos puestos en el mercado colombiano y concretamente en empresas nacionales que son estratégicas para sus objetivos de consolidación de sus mercados globales. Hay que anotar que las corporaciones internacionales prefieren comprar compañías colombianas sólidas, con marcas fuertes y bien posicionadas. Esto les facilita una penetración mas eficiente en nuevos mercados que ellos no conocen.

Por todas estas razones y con el propósito de aprovechar positivamente los tratados de libre comercio suscritos por nuestro país, los empresarios colombianos se están concientizando y preparando cada vez más para convertir sus empresas en organizaciones flexibles, innovadoras, proactivas, financieramente viables y muy eficientes, que puedan competir internacional- mente, o que se vuelvan atractivas para ser adquiridas por multinacionales.

El común denominador de los empresarios colombianos desconoce el verdadero valor de sus empresas y de sus marcas, lo que los coloca en desventaja frente a posibles inversionistas. Esta situación puede significar millones de pesos en pérdidas para aquellos que no se encuentren preparados adecuadamente para negociar sus marcas y/o empresas.

Es fundamental comprender cuáles son las variables que realmente determinan y pueden mejorar el valor de las empresas. Por lo general, los empresarios suponen que el valor de su compañía se encuentra en relación directa con los activos o con el patrimonio, y que el valor de sus marcas corresponde a las inversiones que han realizado en ellas. Estas dos premisas son válidas a la luz de la contabilidad, pero no aplican para el momento de negociar y valorar financieramente una empresa o una marca. El peligro no radica solo en subvalorar una empresa, situación en la que está clara la pérdida. Es igualmente nocivo sobrevalorar una compañía, ya que nos puede impedir el logro de una buena negociación de venta de la misma.


hermann-stangelHermman Stangl

Valoración de Empresas y marcas

info@stangl.com.co

Editorial Tercera Edición

Alguna vez se ha preguntado cuál es el impacto económico al PIB del País de actividades tan cotidianas como festivales, ferias y carnavales? Todas estas actividades hacen parte de lo que tradicionalmente se ha denominado como el sector cultural, también conocido como la economía naranja. En el caso de Colombia este sector representa aproximadamente el 3,0% del PIB anual.

Este particular nombre fue acuñado a partir del libro “La Economía Naranja: Oportunidad Infinita”, publicado por el BID. Para conceptualizar este nuevo término económico, sus autores se inspiraron en John Howkins creador del concepto “Economía Creativa”, mezclándolo con el significado cultural que tiene el color naranja tanto para occidentales como para orientales. Este color, a nivel mundial es asociado con el entretenimiento, la extroversión, el aprendizaje, el liderazgo y la transformación.

Desafortunadamente en Colombia existe la percepción que la cultura es un gasto y no una inversión. Sensación que debe empezarse a cambiar desde el Gobierno, qué a pesar de ser conciente de la importancia que tiene la reconstrucción cultural y artística del país dentro del marco del postconflicto, se está quedando corto a la hora de proporcionarle los recursos suficientes.

A pesar de que una importante ventaja al involucrarse con la economía naranja, es no depender de manera tan directa como en otros sectores, de factores exógenos y fortuitos como por ejemplola caída del precio del petróleo o la la fluctuación del tipo de cambio, este tipo de empresas yproyectos se enfrentan a grandes obstáculos que limitan su sostenibilidad en el largo plazo. Por esta razón quizás la empresa privada no le apuesta de manera decidida a la inversión en industrias culturales.

Los 60 años de guerra que hemos padecido, han traído consigo consecuencias funestas para la cultura popular de nuestra nación. Se han perdido importantes valores culturales, los cuales sólo se podrán recuperar con un arduo trabajo de socialización por parte de políticas públicas y estrategias privadas que se articulen en torno a la cultura de la paz.

Este sector genera un importante impacto social, debido a que en muchas oportunidades seemplean gran cantidad de personas de bajo poder adquisitivo. Las industrias culturales son pieza fundamental para potencializar el desarrollo socioeconómico de un país.

Adportas de un posible postconflicto, en donde se convierte en prioridad la recuperación de nuestra identidad cultural, la economía naranja podría verse impactada positivamente, en la medida en que le apostemos, tanto los empresarios como el Estado, a una reconstrucción cultural del país.

Buenaventura 2050

BUENAVENTURA 2050

Gran Metrópolis del Pacífico Colombiano Hablar de la dinámica económica actual o del despliegue inusitado del Pacifico, es referirse particularmente al fenomenal crecimiento de los países de Asia Oriental, pues son ellos los gestores principales de los cambios que ocurren en la cuenca y en el mundo, y Colombia y Buenaventura dentro de este marco, avanzan para asumir y responder ante este gran desafío.

Colombia se encuentra inmerso en un proceso de internacionalización de su economía y descentralización de su gestión pública, que impuso a las regiones y a las ciudades, la necesidad de hacerse competitivas a nivel nacional e internacional.

Buenaventura no escapa a esta nueva realidad económica, la cual ha exigido estrategias que permitan aprovechar varias de sus ventajas comparativas, como su excelente ubicación geográfica, sus ricos recursos naturales y su condición de principal puerto del país en la costa pacífica, pero ésto también está implicando una transformación como ciudad.

En el caso de Colombia, una de las iniciativas que se viene consolidando en el marco de la política de comercio exterior y relaciones internacionales es la Alianza del Pacifico, que hoy en día es uno de los bloques más fuertes de toda Latinoamérica. La Alianza del Pacífico es un mecanismo regional y económico entre Chile, Colombia, México y Perú, que busca crear un espacio de integración profunda para avanzar hacia la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas e impulsar mayor crecimiento, desarrollo y competitividad de las economías.

Esta Alianza es considerada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) como la propuesta de integración más ambiciosa en décadas, con una población que asciende a 216,3 millones de personas, cerca del 37% de la población en América Latina y el Caribe, lo que la hace la quinta subregión más poblada del mundo. En el 2013 el PIB combinado representó el 36% del total de América Latina y del Caribe, posicionándola como la octava economía más grande del mundo.

La apuesta del gobierno es avanzar en infraestructura básica de transporte (obras de cuarta generación – 4G) que mejore la productividad y la competitividad del país, además de focalizar una estrategia de intervención social en el Litoral Pacífico, particularmente en ciudades como Buenaventura, Quibdó, Guapi y Tumaco.

En el caso de Buenaventura, la ciudad está cambiando; se ve reflejado en proyectos, planes y programas que se están ejecutando y otros que se encuentran próximos a volverse realidad. Los procesos de cambio que requería Buenaventura se están dando y se traducen en aquellos instrumentos de planificación y desarrollo que deben tener una gran ciudad, sobre los cuales se cristalizan las oportunidades que generan las ventajas comparativas del territorio y las apuestas del sector privado, que buscan la creación de empresas o la relocalización de las mismas, para lograr un mayor nivel de competitividad, necesario para una economía que se internacionaliza El Plan Maestro “Buenaventura 2050”, definirá un modelo de ocupación sostenible y competitiva del territorio a partir de determinantes ambientales y de desarrollo social y económico que promoverá la integración regional.

Este plan involucra proyectos a ejecutar en el corto, mediano y largo plazo, que convertirán a la ciudad en un territorio atractivo para los inversionistas y propenderá por la mejora de la calidad de vida para todos los habitantes.

Hoy Buenaventura es Distrito Especial Portuario, Biodiverso, Industrial y Eco turístico, y seremos una ciudad puerto de talla mundial, como Shanghái, Singapur o Barcelona.

Fuente: Avance construcción MASTER PLAN BUENAVENTURA 2050 (FINDETER-ESTEYCO).

Continuando con estas acciones positivas, desde hace varios años se viene estructurando el proyecto “Centro de Actividades Económicas de Buenaventura – CAEB”, zona donde se busca la anhelada industrialización y desarrollo logístico del puerto, con un área de más de 1.500 hectáreas y la creación aproximada de 5 mil empleos de alto impacto, con inclusión social de las comunidades étnicas presentes en esta zona. Hoy en esta franja del territorio se construye el “Centro Logístico del Pacífico – CELPA S.A.”, que incorpora la primera zona franca permanente, aprobada en marzo del 2011. De igual forma, se adelanta el “Centro Camionero – CENTRACAR”, espacio de aglomeración de los servicios de transporte de carga de Buenaventura, que contará con un complejo conjunto de infraestructuras y productos inmobiliarios, reunidos en cuatro excelentes Finalmente, a esta baterías de proyectos se le suman las últimas apuestas del Gobierno Nacional, centradas en la gestión de un crédito con la banca multilateral de US$400 millones para la ejecución de los primeros proyectos del Plan Maestro al 2050 y US$23 millones para el plan de mchoque de acueducto y alcantarillado.

Estos dos planes permitirán mejorar las condiciones de servicios públicos básicos, tan necesarios para los habitantes como para los futuros inversionistas. Se puede afirmar que las condiciones se están logrando, para que Buenaventura se convierta en la gran metrópolis del pacifico colombiano y le garantice a Colombia responder a los desafíos y retos de la internacionalización de la economía y del logro de los mejores niveles de productividad y Con las mayores inversiones en lo social e infraestructura por parte del Estado y de la inversión del sector privado, lograremos cimentar las bases para el desarrollo económico y social de Buenaventura, reflejado en la visión territorial del plan estratégico para el desarrollo socio-económico y competitivo de Buenaventura: “Buenaventura humana y pacífica 2050: justa, segura, transparente, educada y competitiva; ciudad-región con cadenas productivas eficientes, donde se aprovecha de manera sostenible su cultura, su ecoturismo, su biodiversidad y su condición portuaria; y sus comunidades armonizan al sonar de las marimbas, el progreso y el desarrollo integral en la cuenca del pacífico”.

Alexander Micolta Sabid. Presidente Ejecutivo Cámara de Comercio de Buenaventura

Dowolf

EL NUEVO RESTAURANTE CANINO

Jimena de la Cuesta y Héctor Diaz, son una pareja de novios que decidieron apostarle a una idea de negocio diferente, ofreciéndole al público un lugar para consentir a sus perros. Todo se materializó en septiembre de 2015 cuando lograron tener su propio local.

¿Cómo nace la idea de crear este novedoso restaurante? “A partir de buscar algo nuevo que no existiera en la ciudad, un espacio diferente para los perritos y a la vez buscando una alimentación natural, por eso investigamos, leímos y a partir de eso nació la idea”.

¿Cuáles han sido las principales dificultades desde que empezaron? “No tener la experiencia, ya que cuando uno empieza su propia empresa, las bases que te dio la Universidad son solamente teóricas y no prácticas, cuando uno sale a la realidad todo es diferente”.

¿Cómo fue la acogida de Dowolf cuando abrieron las puertas al público? “Fue muy extraño, no sabíamos cómo trasmitirle a la gente que esto era un restaurante para perros; todo el mundo pensaba que esto era una tienda naturista, o una tienda fit por el concepto que le dimos al negocio, la grama verde y la forma del espacio. Hasta el momento hay mucha gente que todavía no nos conoce, pero la acogida ha sido muy buena, los fines de semana es una cosa loca”.

¿Cómo fue el proceso de aprender la elaboración de la comida que ustedes ofrecen para los perros? “Todo lo hacemos acá, en un principio tuvimos la asesoría de un veterinario y de una ingeniera en alimentos que nos proporcionaron las bases para realizar las recetas, aprender qué es bueno para ellos y qué no lo es. Todo es 100% natural y de excelente calidad, nada se hace con concentrado. Brindamos diferentes productos para ellos como lo son snaks naturales, galletas, tortas, muffins y paletas”.

¿Qué recomendaciones puedes dar a las personas que desean emprender un proyecto? “Lo primero, es que dentro de su
inseguridad estén seguros, porque empezar es lo más difícil, si les apasiona hay que arriesgarse y no posponer los sueños.

Mucha gente tiene ideas buenas, chéveres e innovadoras, pero se quedan en el camino, solamente por escoger su zona de seguridad y comodidad e irse a trabajar a grandes empresas en vez de empezar con la suya”.

Metiéndole un gol a la falta de oportunidades

Cuando el deporte transforma vidas

Jeison es un niño de 11 años que sueña con ser un gran futbolista algún día. En su corta vida nunca se ha perdido un partido de fútbol televisado y dice querer jugar en el Real Madrid tal y como lo hace James Rodríguez. Todos los días, cuando va de camino a la escuela, le da por patear cuanta cosa se le atraviesa por el frente, porque como él dice: “hay que ensayar la zurda”. Sin embargo, a pesar de sus ganas, de su talento y de su inagotable energía infantil, este jovencito sabe que para llegar allá, a donde están los grandes del balompié, es necesario contar con recursos para poder entrenar, recursos que su familia no tiene. Jeison es el segundo hijo de un matrimonio de jornaleros que ha pasado toda su existencia viviendo del rebusque, y que por cosas del destino terminó viviendo en el corregimiento de La Buitrera, al sur de Cali. Para estos padres, según lo confiesa uno de ellos, el poco dinero que ganan se invierte en la alimentación de los niños y en intentar acomodar su pequeña casa para que ésta sea habitable. Aquello del deporte ni siquiera se esboza en su apretado presupuesto. Pero para suerte de Jeison y otros niños como él, un ángel ha llegado a sus vidas para hacer sus sueños realidad.

Este ángel, que en realidad es un reconocido empresario caleño, y cuyo nombre no daremos por petición suya, se ha convertido en el gestor de la esperanza para aquellos pequeños que ven en el deporte una oportunidad para salir adelante.

La esperanza tiene forma de balón

Todo comenzó a principios de 2015, cuando este empresario, que es habitante del corregimiento de La Buitrera, se enteró de que la escuela pública de dicha zona rural no contaba con un programa de formación deportiva debido a un recorte presupuestal. Ante esta noticia y motivado por su enorme corazón, empezó a indagar qué era lo que más les gustaba a los niños practicar y supo casi de inmediato que el fútbol era el preferido en el plantel. Fue así como se puso en contacto con las directivas de la institución y se comprometió en brindarles todo el apoyo necesario para hacer un proyecto que propendiera por el bienestar de estos pequeños a través del Sólo hubo que pasar unos pocos días para que esta bella iniciativa viera la luz.

El empresario trajo de vuelta a un profesor de fútbol que se había ganado el cariño de la comunidad educativa tiempo atrás, pero que por razones económicas no pudo continuar con su labor. Él sería el encargado entonces de entrenar a los niños. También se dotó a cada estudiante de un uniforme y a la institución se la equipó con elementos deportivos para ayudar con las clases. Ninguna familia de los pequeños tuvo que poner un peso; todo corrió por cuenta de nuestro incógnito ángel.

Ahora bien, ustedes se preguntarán por qué alguien de repente se carga semejante responsabilidad en ayudar a los demás. Bueno, sólo basta con echar una pequeña mirada a la historia de su pasado para entender las razones. Nuestro personaje nació en una familia acomodada, la cual desafortunadamente perdió al padre debido a su prematura muerte. Como consecuencia, la madre tuvo que hacerse cargo de sus siete hijos, haciendo hasta lo imposible por criarlos. Viajaron hasta los Estados Unidos buscando oportunidades y tiempo después, por varias causas, tuvieron que regresar a Colombia. Lo increíble es que lo hicieron por carretera. ¡Sí! Nuestro empresario y su familia recorrieron toda Centroamérica a bordo de un automóvil, estableciéndose por temporadas en diferentes países. Estas experiencias hicieron de él una persona fuerte y trabajadora, pero también sensible con los temas sociales. La lucha de su madre y el amor que ella tenía para con los demás, lo marcaron para siempre. De ahí sus ganas de ayudar.

Sin duda el deporte es una herramienta eficaz para combatir aquellos males que rondan a la juventud. El deporte es disciplina, es entrega y constancia, y deja en quien lo practica grandes valores humanos. Nasly Martínez, quien es la Coordinadora Académica de la Escuela La Buitrera, institución beneficiada con el programa de Escuela de Fútbol, dice que el aporte que ha hecho este empresario ha cambiado la visión de los niños con respecto a sus vidas. Antes, ellos dudaban de sus capacidades y ahora se ven a sí mismos como personas que pueden cambiar su realidad. “Hoy en día nuestros estudiantes sienten más ánimo por estudiar, por prepararse; porque el fútbol les ha enseñado que los sueños se pueden cumplir siempre y cuando uno tenga disciplina y persistencia”, comenta la educadora. Ahora bien, no sólo los niños han sido los más felices por el proyecto, también sus familias. Una de las madres beneficiadas comenta que la escuela de fútbol logró unir a toda la comunidad de La Buitrera, que no sólo se congrega para hacerle barra a su equipo juvenil cuando hay partido, sino también para trabajar en conjunto en diferentes temas que procuran el bienestar de todos. “Desde que existe la escuela, las familias organizamos eventos para recaudar fondos para darles apoyo a los niños en diferentes cosas. Todo esto por propia iniciativa, algo que no se veía mucho por acá”, dice la señora.

La Escuela de Fútbol de La Buitrera es hoy un rotundo éxito. De 30 estudiantes en 2015 pasó tener más de 100, quienes de manera gratuita reciben la formación y los implementos deportivos, teniendo como única condición de permanencia tener buenas calificaciones y no faltar a los entrenamientos. Vale la pena recordar que todo el andamiaje económico es patrocinado por nuestro empresario, a quien no le interesa ganar reconocimiento por esto, ya que como él dice “lo más importante son los hechos, no quién los hace”. Para él, ver la sonrisa de los niños es suficiente. “Si logramos que aunque sea uno de ellos cumpla sus sueños y se aleje del mal, estaremos más que satisfechos”, dice él con orgullo. Pero el proyecto está creciendo tan rápido que es necesario el apoyo de más personas. Es por eso que a través de estas páginas los invitamos a ustedes para que se unan a esta causa que ha logrado transformar la vida de muchos. Todavía hay niños que quieren tener la oportunidad de salir adelante, bien sea con el deporte o las artes, sólo es cuestión de mirarlos una vez y extenderles la mano.

¡Vamos! Ustedes y nosotros podemos hacerle una gambeta a la pobreza, una chilena a la delincuencia y meterle un golazo olímpico al abandono.

Visionemos a una juventud llena de Bocadillos:

El deporte es disciplina, es entrega y constancia, y deja en quien lo practica grandes valores humanos.

“Hoy en día nuestros estudiantes sienten más ánimo por estudiar, por prepararse; porque el fútbol les ha enseñado que los sueños se pueden cumplir siempre y cuando uno tenga disciplina y persistencia” , Nasly Martínez de la Escuela La Buitrera.

Awesome Cookies

UN ESPACIO DONDE LAS GALLETAS SON EL PLATO PRINCIPAL

Juan Guillermo Jiménez es un joven de 27 años que junto a tres amigos, Andrés Paz, Juan Sebastián Navia y Néstor López, decidieron innovar en el mercado desde Junio del 2014, con una receta que hasta ahora, nadie más en la ciudad de Cali la tiene.

La idea nació por un viaje a Francia de Juan Guillermo, allí en medio de una cultura diferente conoció a una persona que le enseño todo lo que serían las nuevas fórmulas para su negocio. Tras la necesidad de encontrar un trabajo estable, estos jóvenes decidieron empezar su propia empresa que hoy es conocida como “Awesome Cookies”, una cafetería dedicada a ofrecer recetas especiales con base en galletas, helado y café.

¿Cómo fueron los rincipios de esta empresa?
“Inicialmente no contábamos con un local, todo lo hacíamos desde la casa y por encargos. Luego de tres meses, viendo que la idea era viable y a la gente le gustaba, decidimos montar nuestro primer local. Todas las recetas las hacemos nosotros, lo que aprendí en Francia lo fui enseñando a mis compañeros”.

¿Qué es lo innovador de este emprendimiento?
“Lo innovador de este negocio es ofrecerle al cliente algo diferente, nosotros nos dimos cuenta que cuando la gente sale a comer algo de sal, también les hace falta el postre, por eso quisimos dar la posibilidad de darle la misma importancia a un plato dulce”.

¿Cuál es el plato fuerte de ustedes?
“El Pancookie, es una galleta de 120 gramos que se hornea en el momento que la persona lo pide, tiene varias combinaciones de sabores y se sirve con helado y salsa de caramelo”.

¿Cuáles fueron las principales dificultades?
“El dinero, nosotros hicimos un préstamo, pero siempre al inicio hace falta más y más plata”.

¿Qué recomendaciones da a las personas que quieren empezar su proyecto de emprendimiento?
“Mantener la calma, los problemas siempre van a existir pero uno tiene que aprender a manejarlos y a tener claras sus metas y cuál es el camino”.

Salvando Empresas


Por múltiples razones inherentes al entorno y a los ciclos propios de la organizaciones, es normal que las empresas presenten dificultades. Los procesos encaminados a salvar empresas, buscan desarrollar en estas compañías estrategias efectivas sobre las bases de la objetividad y de la legalidad, para que puedan redefinir sus negocios y refinanciar sus pasivos con el apoyo de sus acreedores.

La situación final que normalmente pone en riesgo la viabilidad de las organizaciones es el alto nivel de endeudamiento que imposibilita el adecuado cumplimiento de sus obligaciones y compromisos de pago. Pero ese alto endeudamiento no es la causa de fondo, es la “punta del iceberg” de un serio problema que enfrenta la compañía.

Las verdaderas problemáticas usualmente están ligadas a variables externas e internas. Dentro de las externas podemos hablar de cambios en las tendencias de variables macroeconómicas, como por ejemplo la tasa de cambio. También podemos mencionar situaciones particulares del sector donde se mueve la empresa, como variaciones en los modelos de negocios, incrementos inesperados de algunos costos, cambios tecnológicos que generan lo que algunos llaman “la destrucción creativa del capitalismo”, o sencillamente problemáticas coyunturales, como por ejemplo la que aún viven en Colombia las empresas del sector de la salud, con el tema de la cartera.

Dentro de las variables internas, podemos mencionar las inadecuadas decisiones de negocios, los incrementos de las ventas por la vía de la disminución desproporcionada de la rentabilidad,sumado en algunos casos al excesivo incremento del capital de trabajo (cartera e inventarios). Esta situación hace que entre mas venda una empresa, menor sea su flujo de caja libre operacional y menor sea su valor.

Con alguna frecuencia ocurre también que mientras la empresa atraviesa por un buen momento y sus socios se dejan contagiar de la llamada coloquialmente “fiebre del ladrillo”, consistente en el desbordado crecimiento de la infraestructura física de la compañía, situación que en algunos casos impacta negativamente el flujo de caja, colocando en riesgo su viabilidad financiera.

Para salvar una empresa se requiere que ella sea viable financieramente, para lo cual es imprescindible que lo sea primero operacionalmente. Esto quiere decir que el resultado de sus ingresos menos sus costos y gastos operacionales, sea positivo y suficiente para cumplir con sus demás compromisos.

Es fundamental identificar objetivamente mediante análisis financieros las verdaderas causas de la crisis, y dependiendo de la complejidad de cada caso, proyectar por medio de modelos financieros, diversos escenarios futuros que nos permitan tomar decisiones efectivas. Las soluciones pueden ir desde ajustes internos de estrategias operacionales, negociaciones privadas con los acreedores, una reorganización extrajudicial, o llegar hasta una reorganización judicial o incluso una liquidación.

A exprimir la economía naranja.


En días pasados, el Senador Iván Duque, durante la plenaria del Senado, citó unas palabras de Winston Churchill, quien fue todo un visionario al vislumbrar desde ese entonces que “los imperios del futuro, serían los imperios de la mente”. Con esta frase quizo decir que el poderío de una nación, no iba a ser considerado por su geopolítica, riqueza natural o su apresto militar, sino que iba a ser medido por su capacidad de transformar su riqueza cultural y su propiedad intelectual en bienes y servicios.

Lograr la integración entre la propiedad intelectual y la cultura es objetivo escencial de la economía naranja, de la cual hacen parte bienes y servicios de sectores tales como editoriales, audiovisuales, fonográficos, artes visuales, artes escénicas, espectáculos, patrimonio cultural material e inmaterial, educación artística y cultural, diseño, publicidad, software de contenidos, moda, agencias de noticias, servicios de información, educación creativa, entre otros.

Para entender la importancia y el potencial de esta economía, hay que tener presente que de acuerdo con cálculos realizados por el BID, la fuerza laboral contratada por la economía naranja a nivel mundial, es casi igual al empleo que se genera en los Estados Unidos. En Colombia,esta industria genera alrededor de 800 mil empleos.

Los expertos esperan que para el 2016 esta economía logre una incidencia del 3,6% sobre el PIB nacional. Entre el 2010 y el 2015 el presupuesto para este Ministerio ha aumentado un 102%. Agencias de cooperación de gobiernos como Japón y Corea, así como la Fundación Bill y Melinda Gates, son importantes aportantes de esta industria.

Cabe resaltar que el Senador Iván Duque ya ha puesto en marcha un proyecto de ley sobre la economía naranja, que busca precisamente capitalizar y desarrollar de una manera sólida dicha industria. Esta propuesta ya consiguió ser aprobada en el primer debate de la Comisión III del Senado, el pasado 11 de mayo.

Hay que exprimirle todo el jugo a la economía del ingenio, la cultura y la propiedad intelectual, para así lograr la supervivencia y la evolución dentro de la economía mundial, y hacer realidad lo que visionó Sir Winston Churchill hace tantos años.

El Arte de la Valoración de Empresas.

Todas las empresas van construyendo una propia curva de aprendizaje a partir de sus continuas decisiones. Éstas normalmente se realizan gracias a procesos de investigación y planeación, o sencillamente se hacen de manera intuitiva. El proceso final es el mismo, ensayo, acierto y error”. Siempre se puede corregir el rumbo y ajustar las estrategias. Pero cuando se trata de vender la empresa, la oportunidad es única.

Vender la historia, los sueños cumplidos, los clientes, los procesos y el prestigio ganado con el esfuerzo de tantos años no ofrece segundas oportunidades, se vende una sola vez. Esta es la razón por la cual las decisiones más difíciles a las que se enfrenta cualquier empresario, giran siempre en torno a la posible venta de su compañía.

 

 

Estas preguntas se convierten en interrogantes muy complejos de resolver adecuadamente, sino se cuenta con un acompañamiento especializado que realice los estudios del caso de manera sería, objetiva y realista.

El proceso de valoración de una empresa es un tema bastante complejo y muy subjetivo. De acuerdo con nuestra experiencia, más del 80% del proceso de valoración corresponde a lo que denomino “el arte de la valoración” y tan solo, menos del 20% del mismo, tiene relación con aspectos técnicos tales como la contabilidad, los modelos en hojas electrónicas, los estados financieros, la estadística y las variables económicas, entre otros.

Al momento de valorar una empresa, es fundamental tener presente que su valor está en  relación con los proyectos de vida de sus socios, con quién se interese por ella, cuándo y para qué desean comprarla o invertir en la misma. Una empresa posee un valor diferente para los socios actuales, frente al que puede tener para quienes por alguna razón muestran interés en ella. Todos

estos aspectos, sumado a los supuestos empleados, hacen parte de lo que denomino “el arte de la valoración”. El valor de una empresa se calcula trasladando a Valor Presente Neto su Flujo de Caja Libre Operacional Proyectado. Este flujo corresponde al dinero que queda disponible para los acreedores financieros y los socios, una vez atendida la operación de la empresa.

Es importante no confundir este concepto con las utilidades, ya que estas últimas no tienen encuenta las amortizaciones, ni las inversiones en capital de trabajo y en activos. La tasa de interés que se utiliza es la que técnicamente se conoce como Costo de Capital, la cual se calcula ponderando, de acuerdo con la estructura financiera de la empresa, las tasas de interés de los pasivos financieros y el costo del patrimonio de los propietarios. Desde el punto de vista del proceso de valoración como tal, éste es el cálculo que requiere más técnica financiera, no solo por la complejidad del mismo, sino también por el fuerte impacto que tiene sobre el resultado final del valor de la empresa.

Antes de tomar definitivamente la decisión de vender una empresa, es recomendable realizar un estudio que determine su verdadero valor de mercado y que a la vez permita estructurar una estrategia efectiva encaminada a que la venta o la adquisición sea un buen negocio para las dos partes, quien vende y quien compra.

Reorganización Empresarial

Ser empresario envuelve una de las actividades humanas de mayor impacto en la sociedad. El empresario facilita la generación de riqueza, de la misma manera como realiza las expectativas de desarrollo humano suyas y las de los grupos de interés que giran a su alrededor. Sin embargo, la actividad empresarial en ocasiones se ve abrumada por riesgos propios del comercio, que la sumen en algunas formas de crisis, de las cuales no es posible la recuperación, sin el adecuado tratamiento financiero y legal.

 

 

La misma dinámica del mercado lleva a que algunas empresas requieran de un proceso de reorganización, para mantenerse en competencia y en especial, ajustarse a los cambios que impone. Los riesgos inherentes al comercio ocurren en variadas instancias de la vida del empresario.

Tal es el caso de nuevos sectores de la economía, donde hay jugadores entrando y pueden haber volatilidades de precios e irrupción de nuevas tecnologías, eso hace que algunos agentes económicos tengan que desaparecer, mientras que otros, los más competitivos, tienden a florecer. Por otro lado, en sectores tradicionales de la economía, la falta de innovación, las pesadas estructuras organizacionales o la obsolescencia de maquinaria, son algunos de los motivos que detonan crisis en esas compañías.

En una economía de mercado abierto, siempre habrán empresarios en dificultades financieras, es totalmente normal, inclusive en tiempos de prosperidad económica, que algunos sectores y algunas empresas padezcan situaciones de crisis que se deban al entorno, pero también a la forma como han sido administradas y a su diseño jurídico, operacional y financiero.

El proceso de Reorganización Empresarial lo que busca es que se le dé una oportunidad a la compañía para que pueda refinanciar el pasivo con el visto bueno de los acreedores y se conserve la fuente de pago y en consecuencia, de riqueza y empleo.

La Superintendencia de Sociedades es, por regla general, la autoridad jurisdiccional encargada de llevar a cabo estos procesos. Se produce una suspensión temporal de los embargos que tenga la compañía, mientras que los acreedores, con la mayoría simple del 50% de los votos, pueden refinanciar el pasivo y asegurar el pago con la actividad de la propia empresa.

Las crisis son oportunidades para que las empresas sean más eficientes, sólidas, competitivas y sean más prósperas. No hay que tenerle ningún tipo de temor ni miedo a un proceso de insolvencia.

¿Dólar Caro?

Desde finales del año pasado los medios informan permanentemente sobre la imparable tendencia alcista del dólar, y los analistas comparten semanalmente sus nuevas proyecciones.

Los colombianos están saturados de información al respecto, el dólar caro es una realidad, no se puede seguir lamentando frente a un panorama inexorable, se debe asumir y redefinir las estrategias a nivel empresarial, para convertirla en una oportunidad.

Existen sectores que se benefician directamente con esta coyuntura, a quienes se les facilita reaccionar y aprovechar esta situación, como es el caso por ejemplo del turismo receptivo o el de todas las empresas con capacidad exportadora.

Es más complicado para aquellas empresas que pertenecen a sectores donde el impacto ha ido negativo, como por ejemplo el automotriz, si bien es cierto que no es fácil, tampoco es imposible. A nivel interno, gracias a la balanza comercial negativa, quien finalmente se afecta con la devaluación es el consumidor colombiano, por lo tanto, es a él a quien se debe llegar ofreciéndole nuevas opciones.

El elevado costo que la devaluación le está imprimiendo a los productos importados, puede hacer que los consumidores los sustituyan por productos nacionales de la misma calidad.

Por otro lado, se deben aprovechar las oportunidades que se encuentran ocultas frente a la realidad de un dólar caro. Cada vez que un colombiano encuentre igualdad de condiciones frente a un producto importado, debería escoger el nacional, así estaría ayudando a recuperar ese mercado que había sido ganado por la industria extranjera.

Si bien es cierto que los colombianos no son nacionalistas en sus compras, por el contrario hay una predilección por comprar producto extranjero, ya  sea por esnobismo o por otra situación, existen razones muy claras para comprar producto colombiano:

Producto de calidad

Una gran cantidad de empresas colombianas está en la capacidad de ofrecer sus productos con iguales o mejores características de calidad frente a los productos importados, para lograrlo, en algunos casos tendrán que realizar ajustes técnicos o redireccionar sus esfuerzos comerciales a nuevos nichos más específicos de mercado.

Desarrollo económico

En la medida que las empresas nacionales logren incrementar sus ventas, sencillamente tendrán que contratar más personal, generando un impacto positivo al desarrollo económico nacional, no solo por la vía del aumento de la demanda agregada, sino también por el beneficio fiscal que representa para el país.

Editorial Primera Edición

editorial

visionate

 

I$IÓNATE en lo personal es un sueño hecho realidad, un sueño que quizás tuvo sus primeros cimientos cuando de niño, a la edad de ocho años, pasaba horas jugando a escribir un pequeño periódico, el cual luego entregaba a mis únicos lectores de ese entonces, mi familia. Más adelante, durante mi época de estudiante, disfruté de manera especial las asignaturas que me permitían escribir, aquellas que me daban la oportunidad de opinar y plasmar en el papel mis ideas. Con el correr de los años, ya en mi vida profesional, he tenido el privilegio de escribir por casi 15 años para varios medios regionales y nacionales, sobre temas económicos y empresariales.

Esta publicación como proyecto empresarial, está enfocada a fortalecer el tejido social colombiano, aportando conocimientos, crónicas, análisis y experiencias de gran utilidad para empresarios, gerentes, emprendedores, profesionales y personas inquietas con el mundo empresarial que les permitirá optimizar y fortalecer diversos aspectos en sus organizaciones.

De esta manera aportaremos a la dinamización del empleo y por consiguiente al mejoramiento de las condiciones de vida para muchos colombianos.
Esta revista es un medio de comunicación que nace hoy con esta primera edición. El cubrimiento de las ediciones impresas será inicialmente el suroccidente colombiano y el eje cafetero, pero antes de finalizar este año, nuestra cobertura será nacional.
VI$IÓNATE, cuenta con secciones que abordan diversas temáticas de gran interés y utilidad para quienes influyen, se relacionan o se afectan con las decisiones económicas y empresariales. Nuestro lenguaje es sencillo y fácil de entender para los lectores. Nuestra orientación es hacia la crónica, el análisis, la opinión y el planteamiento de acciones innovadoras frente a las oportunidades y amenazas que afectan a la comunidad empresarial nacional.

Este medio se caracterizará siempre por su independencia, nunca actuaremos en nombre de intereses específicos, ya sean económicos, políticos, empresariales, sociales, religiosos, culturales o personales. Respetaremos diversas posiciones y propiciaremos un entendimiento y sana convivencia entre ellas.

Agradezco a mi equipo de trabajo que ha laborado incansablemente en este proyecto, a los patrocinadores que han confiado en nosotros, a los proveedores que nos han apoyado y a todos los amigos que nos han retroalimentado con valiosas ideas.

La visión es la forma en la cual queremos ver nuestros sueños realizados, pero los sueños serán solo sueños, hasta que decidamos hacerlos realidad. El peor error que podemos cometer es no intentarlo.

Hermann Stangl Director

Llegó el momento

Desde hace más de una década el País decidió optar entre otras, por dos alternativas de crecimiento económico. La primera, fue la Integración Económica y la otra, fue la apuesta a la explotación de los minero – energéticos, sin embargo, la caída de las exportaciones mineras y la disminución de los precios del petróleo han generado una contracción en las proyecciones de crecimiento. Por otro lado, la Integración Económica suscita discusiones y en muchos sectores, se plantea una revisión profunda de la misma y sus efectos. Lo que sí es innegable, es que la Industria tuvo un papel de reparto secundario dentro del espectro de atención y de la creación de política pública para el desarrollo del País.

La pregunta que uno debería hacerse, es: ¿Qué programas e inicativas se han generado para el desarrollo industrial y para la reindustrialziación del País? La realidad es que son muy pocas y por ello es generalizado el sentir del empresariado, que la industria no ha sido la prioridad y que más bien, ésta ha sido mirada de re-ojo. Sin embargo, seríamos injustos en no reconocer que se están realizando nuevos esfuerzos para intentar revertir esta situación y que para ello se han creado programas como el PIPE 2.0 y el PTP (Programa para la Transformación Productiva). El primero de ellos, es la renovada estrategia del Gobierno Nacional para lograr dinamizar y movilizar el aparato productivo del Pais en general. El segundo, se centra según su propia definición, en “la ejecución de la Política Industrial que conduzca al Desarrollo Productivo del País y con la que se generan entornos más competitivos y empresas más fuertes y productivas.” Los resultados de la primera versión del PIPE fueron positivos y por ello su renovación.

Aunque el panorama pareciese oscuro, las adversidades se pueden convertir en grandes oportunidades. Hoy en día, la industria debería ser la niña bonita en la cual se centren todas las miradas para generar nuevas fuentes de crecimiento. Evidenciamos que se está gestando, por que esta era insipiente para no decir inexistente, la discusión para fomentar el desarrollo empresarial. Considero que hemos empezado a entender que si no se crea y se fortalece a la empresa, va ser imposible generar oportunidades de ingresos y empleos dignos. Que la empresa es el motor del desarrollo social y económico y que es imposible desligar la transformación social al desarrollo empresarial y viceversa.

Por ello creo que llegó el momento, cuando el País está siendo y va ser afectado por la disminución de los ingresos minero–energéticos, de jugárnosla con toda, por el Fortalecimiento Empresarial, por la Reindustrialización, por una Competitividad Sostenible, para que en unos años podamos decir, que fuimos parte de la transformación de nuestro País y del resurgir de nuestro liderazgo.

Tawa, una marca que nació del amor

Jorge y Melissa son una pareja de novios, caleños emprendedores que decidieron apostarle al mundo de los accesorios. La principal pasión de ella nació por el amor y la dedicación que le tiene a la creación de productos innovadores, en este caso accesorios. Se han consolidado en el mercado y han logrado sacar adelante su empresa, que desde ya reconocidas figuras públicas han utilizado. Esta pareja de novios, nos cuenta como ha sido el proceso de Tawa y cuál ha sido su crecimiento.

¿De dónde nace la idea de crear una empresa?

“Todo empezó por que a Melissa le encantaba hacer accesorios, siempre hemos tenido la idea de tener nuestra propia empresa, entonces lo que hicimos fue unir cada una de las ideas y con ayuda de algunos amigos construimos la marca, es así como nace Tawa con el valor agregado de no solo vender un accesorio sino una experiencia de marca que es lo que nos hace diferente”.

¿Por qué Tawa?

“Primero le pedimos ayuda a nuestros amigos y una amiga que está viviendo en Londres vió Tawa como el nombre de un edificio, luego hicimos una lista de 50 nombres donde fuimos seleccionando a votación de personas cercanas y finalmente el que más recordación generaba era Tawa, finalmente nosotros averiguamos que significaba y encontramos que es 4 en quechua, el número del equilibrio más justo y que además es la conexión entre el hombre y el ser supremo. Como la historia nos gustó decidimos empezar a diseñar el logo basados en eso”.

¿Cuál ha sido la estrategia para posicionarse como marca?

“Para nosotros, lo vital son las redes, por eso decidimos pautar con cuentas influenciadoras y reconocidas en redes sociales a nivel nacional, esto nos ha dado muy buena acogida y la respuesta a lo que esperábamos”.

¿Qué es lo que más han disfrutado como emprendedores?

“¡Todo! Lo principal fue el manejo del dinero y llevar las cuentas en Excel, le pedimos ayuda a un amigo contador por que al comienzo no sabíamos cuanto vendíamos y cuanto nos quedaba de ganancia, pero nos fuimos organizando. Por otro lado está que somos los que hacemos todo en nuestro negocio, diseñamos desde el bosquejo para armar los accesorios, hasta tomar las fotos para publicar en nuestra página, pasamos por todo el proceso y eso hace que siempre tengamos ganas de hacer más en nuestro negocio”.

¿Cuántos productos hacen mensualmente?

Un promedio de 50 productos entre collares, aretes, manillas, tobilleras y otros. A veces varia la cantidad dependiendo también de fechas importantes y celebraciones.

Mujeres hacia el futuro

Una de ellas es Luz Mary Cuero Lucumí, ama de casa y entregada a su familia, pero que ahora tiene un nuevo rol del cual está profundamente enamorada. Gracias a Vallenpaz, ella y muchas otras mujeres de Santa Ana, encontraron un arte en sus manos, ahora son emprendedoras que desarrollan jarrones, cuadros, adornos, bandejas entre otros adornos y accesorios. Ha sido tan contundente el cambio y su entrega que ahora las llaman “Mujeres hacia el futuro”.

Ellas le cuentan a la Revista Visiónate, su experiencia en esta labor y como ha sido de gran importancia para la integración de todas las mujeres de Santa Ana. Muchas de ellas anhelan en un futuro no tan lejano, unirse y establecer su propia empresa. Esta oportunidad que les ha dado VallenPaz les ha ayudado a salir de la rutina y apropiarse de nuevos conocimientos. “Empezamos haciendo artesanías con botellas desechables, hicimos una exposición en diciembre donde se recaudaron fondos para avanzar dentro del proyecto y ahora estamos pintando madera cruda y terminamos haciendo estas bellezas”. Estas son las palabras de Luz Mary, quien llena de amor y orgullo por lo que hace, logra mostrar una gran sonrisa al hablar de este proyecto.

Las mujeres de Miranda, antes de octubre de 2015 nunca contemplaron en su imaginario proyectos como estos, ya que en este corregimiento ellas no habían tenido oportunidad de laborar y gracias a esta idea de María Eugenia y todo el equipo de VallenPaz, han logrado salir adelante. Actualmente, una de las principales dificultades es la comercialización de las artesanías ya que es un reto que enfrentan a diario, requieren de este último paso para culminar exitosamente sus emprendimientos. Son mujeres trabajadoras y de manos artesanales que han logrado moldear su carácter, hábitos y actitudes gracias al emprendimiento, aunque ellas mismas reconocen que todavía les falta aprender más y seguir mejorando.

Estas hermosas mujeres, están inmensamente agradecidas con esta oportunidad ya que para ellas es algo que se debe valorar, puesto que les brinda las bases necesarias para salir adelante y demostrarle a sus esposos e hijos, que como mujeres tienen muchas más fortalezas y habilidades.

Vallenpaz

Una Corporación comprometida con las mujeres de Miranda

Vallenpaz es una organización sin ánimo de lucro que trabaja en el sector rural y en zonas de conflicto.

Desde hace 16 años están trabajando en recuperar la paz en las comunidades rurales con proyectos productivos de reactivación económica.

Buscan recursos económicos de diferentes maneras, por parte del gobierno, del sector privado o por la vía internacional, dependiendo de la zona que se va a influir y del proyecto que se pretenda realizar.

Operan en 92 municipios del Valle y de Cauca, llevan 16 años mejorando las condiciones rurales, donde crean asociaciones para que las personas empiecen a buscar recursos, mediante los programas creados. Han tenido dificultades que los han hecho implementar diferentes estrategias para lograr más sentido de pertenencia por los recursos econó- micos que muchas veces les suministran en forma de ayuda y que no logran valorar en su totalidad.

ASOCAÑA, es uno de los importantes aliados económicos de esta corporación y encomendó a VallenPaz liderar un proyecto de emprendimiento con las mujeres del corregimiento de Santa Ana (Miranda – Cauca), donde se capacitaron alrededor de 60 mujeres y les enseñaron manualidades, con el fin de que ellas mismas pudieran venderlas y obtener sus propios ingresos económicos, además de dejarles un valor agregado, hacer que ellas se logren sentir más valoradas.

María Eugenia Muñoz, extraordinario ser humano y Psicóloga de VallenPaz, les brinda un acompañamiento Psico-Social a todas estas mujeres, que en algún momento varias de ellas fueron maltratadas o se consideraban poco valoradas en sus casas; logrando así fortalecer su autoestima, la comunicación y el liderazgo.

“Yo quiero un mejor país”

Cesar Augusto López, Ingeniero Industrial y Magister en Historia, es empresario, docente y padre de familia, integra todas sus funciones con lo que también le hace feliz; el periodismo.

Desde hace muchos años es el director de la revista “El Clavo” una producción caleña, que nació de estudiantes de la Universidad Javeriana con el fin de expresar la opinión de manera libre y con humor. Cesar, le cuenta a la revista Visiónate como ha sido su carrera profesional, sus pasiones, su forma de ver el país y la entrega que tiene con su familia.

¿Cómo fue la creación de El Clavo?

“El clavo se creó como un proceso colectivo. Colombia en el año 1996, tenía un problema complicado, por que el narcotráfico se había metido fuertemente en Cali y nosotros veíamos que a la gente, principalmente a los jóvenes no les importaba nada de lo que pasaba en la ciudad, por eso se fundó El Clavo, como una herramienta de construcción que quería lograr una nueva generación de jóvenes, además un generador de pensamiento crítico y opinión”.

¿Cuáles sueños lo llevaron a incursionar en los medios?

“Yo tenía dos grandes sueños, uno de esos era que la cabeza me diera de comer, vivir de los pensamientos y que la gente lo valore a uno por el trabajo, que digan “uy ese man saca buenas ideas”. Otro sueño era poder transformar esa sociedad que estaba llevada y poder darle un aporte a mis trabajadores”.

Pasando a otro tema, mencionas que el emprendimiento no se enseña, pero eres Docente de Emprendimiento.

¿Cómo es su dinámica para enseñar emprendimiento?

“Es un tema complicado, todo se aprende desde la práctica. Ahora le pusieron emprendimiento a algo que ya existía, toda la vida han existido empresarios. Yo lo que busco en clase es estimularlos, mirar cuál es el líder, quién es el bueno para una cosa u otra; mirar dónde está el emprendimiento en mis estudiantes. A todo el mundo no le sabe este cuento, hay gente que invierte plata en cosas que no le gustan, entonces no funciona. Hay que trabajar en cosas que a uno lo estimulen”.

¿Cómo integra su trabajo y su familia?

“Todo va ligado a lo mismo, yo quiero un mejor país, una mejor ciudad, por eso ligo todo esto a mi familia, a mi hijo sobre todo que desde pequeño le enseño muchas cosas, desde como saludar, hasta como reciclar y él con 3 años ya sabe hacerlo. Yo siempre pido en las Universidades donde doy clases, los cursos de primer semestre, pero lo hago es para ponerlos a opinar, debatir, hacerlos leer cosas y los hago caer en cuenta que muy pocas personas ahora tienen la posibilidad de estudiar y más en una universidad privada”.

¿Qué es más importante, la familia o la empresa?

“Cuando tu empresa es tu proyecto de vida todo está involucrado, mi proyecto de vida es El Clavo, yo no sueño con ser rico. La familia es el impulso de las cosas y uno pone el negocio”.

¿Qué es el éxito empresarial para usted?

“El éxito empresarial es tener éxito en la vida, porque lo que hago, lo hago por amor a la vida, es un proyecto de vida. Tener una empresa donde los empleados estén bien, pagar salarios justos, generar riquezas en todo sentido, armonía en la casa con la esposa y el hijo”.

¿Cuáles son las mayores dificultades del emprendimiento?

“Cuando uno se lanza a montar empresa, nadie le presta plata, es como todo, dicen que monten empresa pero cuando uno lo hace, no hay políticas que apoyen el emprendimiento realmente. Cuando un emprendedor está arrancando, es muy complicado tocar la puerta y que te den la espalda. Negarle la cita al pelado que apenas está empezando, negarse para dar conferencias de emprendimiento y no poder obtener fondos para sus sueños, yo creo que son cosas que nunca se olvidan. Nunca se nos debe olvidar que uno también fue emprendedor, eso es coherencia”.

¿Cuándo vender mi empresa?

Laberinto de dudas y posibles respuestas

Normalmente antes de cuestionarse sobre el valor de la empresa, el primer interrogante es preguntarse si se está o no en el momento ideal para realizar la venta, ya que de esta respuesta va a depender en gran parte el valor de la compañía.

El valor de una empresa en marcha no depende del valor de sus activos, éste se encuentra relacionado con el valor presente neto de su potencial de generación de flujo de caja futuro. En este orden de ideas, el mejor momento para vender una empresa será cuando mejor se encuentre, ya que en ese instante contará con unas excelentes proyecciones. Pero, ¿Venderíamos nuestra empresa en su mejor momento?

Normalmente lo que sucede es que cuando la empresa no se encuentra bien y tiene serios problemas de flujo de caja para cumplir con sus obligaciones operacionales y financieras, los empresarios piensan que una de las salidas puede ser la venta de la misma. En este caso las perspectivas serán negativas, constituyéndose en el peor momento para vender.

En mi experiencia acompañando a numerosas organizaciones en estos procesos, he logrado evidenciar que el factor que más motiva a vender las empresas o porcentajes de participación de las mismas, son las diferencias entre sus socios fundadores o entre los miembros de las diferentes generaciones de la familia empresaria. En estos casos, si las diferencias son definitivamente irreconciliables, puede ser un momento adecuado para vender, valorando la empresa sobre unas bases muy aterrizadas y conservadoras, con el propósito de llegar a un valor justo para las partes en desacuerdo.

En algunas ocasiones aparecen “de la nada” ofertas de compra por parte de la competencia para generar sinergias y/o ampliar sus mercados. Este puede ser un momento muy interesante para vender, sobre todo si dicha oferta proviene de un competidor importante al cual si no se le vende, puede en el mediano o largo plazo disminuir nuestra participación del mercado o lesionar nuestros márgenes de rentabilidad, lo cual finalmente disminuirá el valor de nuestras empresas, colocándonos en una situación cada vez más desfavorable.

El laberinto de dudas y posibles respuestas es apenas lógico, lo que está en juego son años de esfuerzo y dedicación, sumados a una historia llena de aprendizaje y valiosos clientes. Es fundamental contar con una firma que nos apoye objetivamente y nos represente frente a los potenciales compradores. No podemos darnos el lujo de cometer errores vendiendo nuestra empresa, aquí no existen segundas oportunidades.

¿Es necesario que una empresa tenga presencia en internet?

Hace algunos años el mundo empresarial comenzó a debatir acerca de la necesidad de incursionar en internet, llegando a la conclusión que más que una opción resultaba ser una obligación extender la visualización de las marcas al universo web, sobre todo como respuesta principal a la globalización de los mercados.

Hoy en día en los países del primer mundo el debate ya está enfocado en la cantidad de servicios que se pueden ofrecer dentro de sus portales, así como también la posibilidad de desarrollar sistemas de gestión albergados en la nube, dentro de muchas otras herramientas a incluir, las cuales pueden ir desde un CRM (Customer relationship management) hasta la incorporación de herramientas específicas como aplicaciones móviles, entre otras.

En nuestras latitudes el debate está un poco más atrasado, pero paulatinamente la influencia de las multinacionales ha sembrado la inquietud en las empresas de capitales locales, así como también en las PYMES de acercarse a explorar las posibilidades infinitas que ofrecen los servicios en internet.

Hoy las herramientas web aplicables a cualquier empresa son cada vez más avanzadas y en muchos casos más simples de administrar para cualquier persona, lo importante siempre es tener en cuenta las necesidades reales del nicho de mercado y trabajar para mejorar la experiencia de nuestros clientes o asociados, teniendo siempre como principio fundamental la omnipresencia de las empresas en internet.

Algunos expertos señalan que hoy en día estar en internet no es optativo, afirman que una empresa que no tenga una plataforma web capaz de ofrecer una mejor experiencia para sus clientes no solo está condenada a desaparecer en el tiempo, sino que además es factible que se pierda de enormes posibilidades de expansión de mercados en el corto y mediano plazo.

Desde este punto de partida es que se vuelve razonable pensar estrategias de mercadeo en redes sociales, ya que de otra manera las campañas que se emprendan no tendrían algún tipo de direccionamiento o lugar de aterrizaje para la inquietud sembrada en sus clientes, por lo que siempre es importante preparar el terreno para incursionar en el mundo digital.

Gay Friendly

La comunidad LGBT históricamente ha sido objeto de la persecución, el rechazo y la discriminación. Gracias a una incansable lucha por hacer respetar sus derechos, el pasado 7 de abril del presente año, la Corte Constitucional le dio el “SI” a la aprobación del matrimonio igualitario. Se espera que la sociedad vea con normalidad este tipo de convivencia. Nuestro aporte como individuos debe ser concientizarnos sobre la importancia de la tolerancia y el respeto, y avanzar hacia una nueva cultura, luchando contra todo tipo de discriminación. España, Bélgica, Canada, Alemania, Argentina, Brazil, Australia, entre otros países, han adaptado ya sus leyes para reconocer sus derechos y perciben a esta comunidad con un alto nivel de aceptación.

Aterrizando el tema al aspecto económico y empresarial, Colombia se puede beneficiar con la aprobación del matrimonio igualitario, desde el punto de vista de la creación de nuevos negocios relacionados con esta cultura.

Según un estudio realizado por la Cámara de Comercio LGBT ubicada en Bogotá, la capital colombiana es la ciudad más amigable de nuestro país en materia de negocios relacionados con esta comunidad, hay un interés que va en ascenso positivo por parte del género heterosexual con el fin de informarse, conocer y saber más acerca de esta minoría desde las perspectivas comerciales y empresariales. Gracias a esto en la región hay marcas como Absolut, Lacoste, Hugo Boss, Zara, Carolina Herrera, Benetton, entre otras, que han establecido líneas gay friendly con resultados muy positivos.

El objetivo de esta entidad es atender a la población gay del país como un nuevo nicho con importante poder de compra, consumo y marcadores de tendencias. De igual manera busca convertirse en un ente referenciador de información estadística y de asesoría empresarial para aquellos emprendedores LGBT que requieren de un apoyo especial.

Los sectores hasta ahora más beneficiados con este proceso han sido el turismo, servicios profesionales, salud y cuidado personal, entretenimiento, ocio, banca y seguros. Se espera un importante dinamismo en los sectores relacionados con la parte legal del matrimonio igualitario y con todos los negocios vinculados con el mismo. De acuerdo con la Revista Dinero, en Colombia el año pasado la comunidad LGBT tuvo una capacidad de compra de $16.000 millones de dólares.

La Organización de las Naciones Unidas señaló que la población mundial LGBT puede representar hasta el 10% del total de habitantes en el mundo, es decir que si esa proporción se mantiene para Colombia, la población LGBT podría ser hoy superior a 4,5 millones de personas, un importante número de habitantes que podría generar un impacto positivo sobre nuestro PIB.

¿Estarán los empresarios, comerciantes colombianos y nuestra sociedad en general, preparados para asumir con inteligencia y aprovechar estratégicamente las nuevas oportunidades de crecimiento económico vinculado con la comunidad LGBT?

Editorial Segunda Edición

editorial

Al margen de los análisis con tinte político de las multitudinarias marchas del sábado 2 de abril, mi percepción adicional es que nos encontramos en una tendencia hacia una polarización cada vez más fuerte. Un distanciamiento no solo en el plano político, de quienes desean firmar un acuerdo como lo está concibiendo el gobierno, frente a quienes no lo ven viable de esta manera, o de quienes están con Santos o con Uribe, o de la derecha frente a la izquierda. La polarización en nuestro país más que política es social, y me atrevo a decir que más que social es económica.

Las personas que salieron a marchar el pasado 9 de Abril fueron en su mayoría pertenecientes a los estratos 4, 5 y 6. Pero cuando las marchas son en contra del sistema de salud o del transporte, quienes salen a marchar son los estratos 1, 2 y 3. ¿Qué lectura le podemos dar a estos hechos?

La inequidad social en nuestro país es cada vez mayor y lo que muchos no han comprendido aún, es que la responsabilidad no es solo de quienes nos gobiernan, ni mucho menos de un modelo de gobierno, el tema tampoco se trata de enfrentarnos entre perpetuar la guerra o desafiar la impunidad, el problema no es solo la corrupción, el inconveniente no es ser liberal o conservador, santista o uribista. En la medida en que continuemos analizando la situación de esta manera, mayor será la brecha que seguiremos construyendo en nuestra sociedad, solo logrando con esto mejorar las condiciones para que se fortalezcan todas las actividades delictivas al margen de la ley.

Días antes a la marcha, un mensaje me llamó la atención: “Más vale una protesta pendeja, que un pendejo que no protesta.” Las marchas y las protestas por si solas no resuelven, pero son el reflejo de que hay algo que no está funcionando bien y de que existen personas que buscan un cambio. Adicionalmente a mostrar nuestra inconformidad por medio de este tipo de expresiones, el cambio debe provenir de cada uno de nosotros, independiente del rol que estemos interpretando, empresario o colaborador, político o ciudadano, industrial, comerciante o banquero, militar, religioso o civil.

Debemos generar un cambio orientado a buscar no solo el beneficio personal, sino también el beneficio del entorno en el que podemos influir. En la medida en que no extendamos nuestros intereses fuera del metro cuadrado en el cual nos ubicamos, será imposible que logremos caminar hacia un verdadero bienestar integral de la sociedad.

Hermann Stangl
Director

“La discriminación es tratar diferente a alguien, en razón a sus diferencias.”

José Darío Encinales, Abogado Penalista y Asesor Externo de Fortox, nos compartió su experiencia en el proceso de certificación en Derechos Humanos de la empresa Fortox, los retos que enfrentó y las dificultades que tuvo que vencer. Los Derechos Humanos, hacen en este caso referencia a la Igualdad, a la NO Discriminación y al Libre Desarrollo de la Personalidad, estos aspectos abarcan una visión más amplia sobre lo que normalmente se trabaja como Responsabilidad Social Empresarial. Son aspectos que permiten a quienes se concientizan de ellos,  aplicarlos en la cotidianidad de sus vidas personales, permitiendoles ser mejores seres humanos e influir positivamente en la sociedad.

¿Cómo logró implementar este novedoso proyecto?

Realizamos inicialmente un convenio con la Personería Municipal de Cali, porque son parte de sus funciones sociales la promoción y la protección de los Derechos Humanos. Posteriormente lo adelantamos de la mano con Fenalper (Federación Nacional de Personeros de Colombia).  Es así como a la fecha se han capacitado cerca de 6.000 guardas a nivel nacional. Destacamos el valioso apoyo durante todo este proceso del doctor Andrés Santamaría, presidente nacional de Fenalper.”

 ¿Qué es lo novedoso de este proyecto?

“Lo novedoso radica en que fuimos nosotros desde la empresa privada quienes tuvimos la iniciativa para capacitar a nuestros colaboradores en Derechos Humanos. Esto es algo que no se hace en ninguna empresa, menos en una de vigilancia, debido a las complejas caracteristicas de la prestación de nuestro servicio”.

¿Aplican en la práctica los Derechos Humanos con sus colaboradores?

“Claro que sí lo aplicamos, un ejemplo de la no discriminación está desde el mismo proceso de  selección de personal.  Nosotros valoramos las cualidades técnicas y las capacidades personales, no nos fijamos en las condiciones físicas, sociales, raciales o religiosas. En Fortox no hay ningún tipo de discriminación”.

Finalmente, este joven abogado penalista, hace énfasis en que a la hora de comprometerse con la Responsabilidad Social Empresarial y en este caso concreto, con los Derechos Humanos, más importante que los recursos económicos, es la convicción a nivel empresarial de aportar en pro de la construcción de una mejor sociedad.

UN DULCE CAMINO AL ÉXITO

María Camila Gutiérrez, una Bugueña emprendedora, de tan solo 22 años, encontró la manera de vincular su pasión con los negocios. La necesidad económica y las ganas de salir adelante, después de la perdida de su madre, la llevaron a crear Porto Doce.

¿De donde nació la idea de crear una empresa de Repostería?

Desde muy joven me gustaba vender postres en el colegio y me iba muy bien. Mas tarde en la universidad, tuve la necesidad de buscar medios económicos para ayudarme con mi sustento en Cali y en ese momento, nació la idea de “Porto Doce”.

¿Cómo fueron los inicios de Porto Doce?

Fue difícil comenzar, me tocaba andar en bus con las cajas de todo lo que yo iba a vender. En ese entonces no había competencia porque nadie sabia hacer nada de esto, así que las ganancias siempre eran buenas.

Gracias a los pedidos que yo le entregaba a la gente, fueron saliendo contratos con empresas, las cuales luego me pidieron el servicio de catering y la logística del evento, como la música, la decoración y la fotografía.

¿Cómo has logrado crecer y posicionarte?

Las redes sociales han sido fundamentales y el canal de YouTube que a la gente le encanta. Hago conocer a Porto Doce mediante las fotos y videos que subo constantemente de mi trabajo. Además cuento con una excelente calidad y presentación.

 ¿ Qué es lo que más disfrutas de tu trabajo?

Todo! Desde preparar los productos hasta entregarlos. Me fascina descubrir nuevas cosas cada día.

 ¿Qué recomendarías a los jóvenes que quieren ser emprendedores?

Que se arriesguen, que crean en el talento que tienen y en el potencial de trabajar con sus ideas. Que vayan detrás de sus sueños hasta alcanzarlos y hacerlos realidad.

2016, Tendencia: Máxima Incertidumbre.

Para esta primera edición, haremos un barrido general por las principales variables de la economía colombiana y lo que creemos se espera de éstas para el resto del presente año. A partir de la próxima publicación de esta revista, haremos para cada edición, el analisis y las proyecciones de un sector en particular, dependiendo de la importancia del mismo dentro de la coyuntura del momento.

Venimos de una senda de importantes crecimientos a largo plazo, ahora se preveen para Colombia menores dinamismos. La desaceleración china está terminando de permear la economía mundial, y otros mercados emergentes también están creciendo a un ritmo más lento. El 2016 es año electoral en los Estados Unidos, situación que frenará su crecimiento económico. El Fondo Monetario Internacional rebajó recientemente su previsión de crecimiento mundial.

Dependiendo de la actividad económica, la devaluación ha sido motivo de alegría y tristeza para los empresarios colombianos desde finales del año pasado. La teoría económica dice que la devaluación favorece a los exportadores, quienes recibirán más pesos por sus exportaciones, mejorando sus ingresos y convirtiendose así en dinamizadores del crecimiento económico. Esta teoría  la podemos aplicar para las grandes empresas, que cuentan con un aparato productivo competitivo, pero en Colombia la mayoría de las empresas son PYMES, con aparatos productivos poco competitivos, para quienes es bastante complejo iniciar procesos exportadores en el corto plazo. Además los productos con valores agregados, requieren de una estrategia exportadora basada no solo en el precio,  como sucede con los commodities.

El COLCAP, es el indice que refleja las variaciones de los precios de las 20 acciones más líquidas de Colombia que cotizan en bolsa, cayó un 21% en el segundo semestre de 2014 y un 20% adicional en el primer semestre de 2015. Cuando las bolsas de valores se desploman, se tiende a creer que  solo se afectan las empresas directamente relacionadas y quienes tienen allí algún tipo de inversión, pero lo cierto es que este comportamiento bursátil negativo está también afectando actualmente a millones de colombianos, debido a la disminución de la rentabilidad de los dineros invertidos en los fondos de pensiones.

También, el componente de las importaciones es muy representativo dentro de nuestra balanza comercial, por lo tanto para el 2016  por causa de un dólar más evelado, nos esperan incrementos de precios para muchos productos de consumo y para una gran cantidad de insumos. Esto se traducirá en mayores niveles de inflación, los cuales presionarán las tasas de interés al alza, como lo acabamos de ver con los resultados del inicio de este año. Esta situación podría  desestimular el acceso al crédito destinado a capital de trabajo y compra de activos fijos, generándose una posible desaceleración en la economía y contrayéndose el crecimiento esperado del PIB.

Por otro lado, deficit fiscal aumentrá como consecuencia de la baja del precio del petroleo y la deuda externa se incrementará a causa de un dólar más costoso. Estas variables ojalá no lleven al gobierno a realizar en el mediano plazo reformas tribuarias que se traducirían en una mayor carga tributaria, lo cual frenaría aún más el desarrollo empresarial y la inversión extranjera.

La situación actual es compleja, el desempleo ya muestra leves síntomas de aumento, como consecuencia de la dificil coyuntura. No podemos dejar todo en manos del Estado, aunque el Gobierno debería incentivar más zonas francas, apoyar sectores de alto dinamismo y generación de empleo, combatir la corrupción, disminuir su estructura burocrática, fortalecer las líneas de créditos de fomento y apoyar la innovación, los empresarios también deben comprometerse con la busqueda permanente de mejores alternativas para optimizar la operación de sus negocios.

  • Petroleo – baja
  • Dólar – sube
  • Impuestos – sube
  • Intereses – sube
  • PIB – baja
  • Incertidumbre – explosión